Sibelis y sus sueños fuera del tatami

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 8 julio, 2018 |
0
Sibelis Veranes se declara una ferviente amante del deporte / FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Tropezar con una campeona olímpica no resulta frecuente por estos lares; por eso, cuando descubrí a la exatleta Sibelis Veranes entre los seguidores de la selección de voleibol femenino escolar de La Habana, no me quedó otra elección que salir a su encuentro.

“A bloquear, cuida el hueco…” gritaba a las jugadoras desde las gradas, en la sala jiguanisera 19 de Mayo, mientras me acercaba discretamente a una de las discípulas de Ronaldo Veitía e integrante de la generación dorada del judo cubano, pasado reciente que nos trae gratos e inolvidables recuerdos.

“Ganar unos Juegos olímpicos es lo más grande para un deportista, no todos lo alcanzan y tuve ese privilegio; la gente lo dice tan fácil, pero no saben cuánto sacrificio y  lágrimas quedan atrás”, expone y evoca los primeros resultados que obtuvo desde niña, cuando representaba a su provincia de Santiago de Cuba, hasta aquel sonado triunfo en Sidney 2000 en el combate final de los 70 kilogramos.

En principio, imaginé el motivo de su presencia en la instalación, aunque preferí preguntarle: “Mi hija (Selena Liliana Spek Veranes) forma parte del equipo”, respondió mirándome a los ojos, aunque jamás pretendí que se perdiera un detalle de lo que acontecía en la cancha.

“A ella nunca le interesó el judo, aunque le enseñaba algunas cositas y la acrobacia, incluso practicó fútbol, pero se decidió por el voleibol”, revela sobre su único retoño de 14 años de edad, a quien siempre la acompaña.

“Admiré a Mireya Luis, Norca Latamblet, Regla Torres, Marlenis Costa, tremendo equipazo; fuimos compañeras de una misma formación, aunque de diferentes disciplinas”, relata como intentando revivir aquellos momentos la también monarca mundial en 1999.

Aún así, Sibelis continúa vinculada a los tatamis, donde pudo consagrarse no solo como atleta, sino en el plano personal: “Soy entrenadora de la preselección cubana de judo femenino y árbitra nacional A, siempre estoy activa”.

Ella, al igual que muchos en el archipiélago, siente el notable descenso de los resultados internacionales, “la disciplina es lo más importante en un atleta que quiere mantener estabilidad y rendimiento, con nosotras Veitía fue muy estricto”, agrega.

De todas maneras, pide paciencia a los aficionados del judo cubano, “tengan calma y confíen, que los resultados volverán”, afirma, antes de regresar su atención al juego de las voleibolistas capitalinas, “vamos, hay que moverse en la net, eso es…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *