Silencio, se despide un radialista imprescindible

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 2 febrero, 2019 |
0
FOTO/Marlene Herrera Matos.

Manzanillo. – Un silencio sobrecogedor envolvió la mañana de sábado parte de la ciudad del Golfo, quizá como evidencia más fiel del cariño colectivo y popular que sobre los cimientos de la profesionalidad y el talento ganó entre los oyentes Marzo Enrique Rivero Bertot.

El reconocido locutor, una de las voces más emblemáticas de la radiodifusión manzanillera, falleció la tarde del viernes de un paro respiratorio, como consecuencia del agravamiento de la diabetes mellitus que padecía.

Marzo dibujó con las palabras el amor, la canción, las noticias, la historia, la cotidianidad de un pueblo para el que nunca pasó desapercibido, y deja tras de sí una estela de incontables enseñanzas para quienes compartieron con él ideas, proyectos, sueños y realidades en la casa radiofónica manzanillera.

“Maestro de todos los tiempos”, así lo define conmovido el sonidista Clemente Tamayo Valerino y agrega: “Mientras estemos sobre la tierra el mejor honor será sostener una radio con las exigencias y la calidad que él nos inculcó.”

Tomás Ernesto Martínez Robles, locutor, no duda en considerar a Marzo una de las grandes voces manzanilleras.

“Para hablar de él y de la relación con el público lo primero que hay que señalar es la empatía lograda en la denominada Década Dorada de la radiodifusión manzanillera, en la que con el programa Pídalo Cantando estableció una referencia de cómo entretener, pero a la vez, cultivar a la audiencia en lo mejor de la música.

Otro de los colegas, Orestes Ernesto Remón Saborit manifiesta que se hace   un silencio en su timbre, en su tono, en la manera distintiva e incansable de hacer la radio, pero queda la huella del compañero.

“Lo despedimos con una mano agitando a un lado y a otro y que sepa, en cualquier lugar donde esté que lo acompañaremos siempre, porque esta es una partida en tiempo, no en espacio.”

Rivero Bertot cultivó una carrera en la que brilló como hacen los imprescindibles y de la son exponentes las incursiones en programas de Radio Progreso y Rebelde; y el noticiero y la Revista de la mañana, de la televisión nacional.

Los galardones también formaron parte de su expediente de locutor de primer nivel: Sello 85 Aniversario de la Radio cubana, el micrófono de la Radio, Premio a la excelencia artística en la provincia de Granma en el año 2005 y más reciente la Distinción Voz y Sueños, que confirió la presidencia nacional ICRT.

El cortejo fúnebre del distinguido locutor manzanillero Marzo Enrique Rivero Bertot partirá desde la funeraria local a las dos de la tarde, pero su voz quedará eternamente grabada en los corazones de los manzanilleros, quienes lo reconocen entre los indispensables de la radiodifusión en la Isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *