Simplemente, Celia

Share Button
Por Juan Manuel Reyes Alcolea | 9 mayo, 2019 |
0

Numerosos homenajes se le tributan hoy  a la Flor más autóctona de la Revolución, Celia Sánchez Manduley, en ocasión de celebrarse el aniversario 99 de su nacimiento este 9 de mayo.

Yo se de una madre bella

que de parto en Media Luna

le parió a la patria una

niña y más que niña, estrella.

Niña que siguió la huella

del talento más preclaro,

que buscó en el monte amparo,

que autóctona flor devino

desde que se hechó al camino

burlando sombras y asombros,

desde que Martí en sus hombros

fue llevado hasta el Turquino.

 

Esa mariposa flor

vistió pétalos de acero

al burlar el carcelero

en derroche de valor.

Sintió el marabú calor

humano con la heroína.

esta vez si que la espina

dejó de ser el infierno,

se tradujo en beso tierno

cuando el bosque alzando el brazo

la refugió en su regazo

en un abrazo paterno.

 

Celia con la patria en guerra

hizo del marabuzal

el refugio colosal.

Desde allí manda a la Sierra

aquel refuerzo que encierra

el lenguaje del guerrero,

ella con ardid certero

burla al buitre y al lebrel,

sube en el lenguaje aquel,

ve con ojos de heroína

como el Turquino se inclina

ante el genio de Fidel.

 

Guerrillera inmaculada,

su mano supo rascar

el rocoso costillar

de la loma despeinada.

Celia es la tierra gestada

para un parto de semillas

y le besó las mejillas

el pajarillo risueño

que hace nido en el empeño

florido de su vergel.

Mujer de acero y de miel

digna heroína de sueño.          

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *