Sin mirar atrás, en campaña de siembra de frío

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 21 septiembre, 2017 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios Leyva

Para los jóvenes Adrián Enrique Acosta y Lilian Medel, trabajadores del sector de  Salud Pública, en el municipio de Jiguaní, la tarea es difícil, pero mayor el compromiso ante el llamamiento del General de Ejército Raúl Castro Ruz,  tras el paso del huracán Irma por el norte del archipiélago cubano.

Ellos integran las filas del contingente Manuel Hernández Osorio, héroe de la vanguardia de la guerrilla del Comandante Ernesto Che Guevara, caído en Bolivia hace medio siglo.

Adrián Enrique es Licenciado en Cultura Física y con orgullo dice que a sus 27 años acumula madurez suficiente para aportarle a la Revolución desde su doble militancia comunista.

Mientras, Lilian Medel, sencilla muchacha de solo 19 años y graduada de técnico medio en Economía, evoca al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y señala: “No estará físicamente pero su pensamiento y obra nos convoca y estimula a trabajar duro y a vencer”.

Así, con nuevas fuerzas, Granma contribuye al aumento de las siembras en la campaña de frío, del 1 de septiembre hasta el 28 de febrero de 2018, en los cinco polos productivos, sin mirar para atrás ni detenerse en cifras de planes, porque de ello depende garantizar elevados volúmenes de alimentos y el desarrollo de la economía territorial.

Calixto Cruz Mendoza, jefe del contingente que se desempeña en La Jatía-Cauto La Yaya, dijo que están dando la mejor respuesta al incorporarse a esta actividad incluida la recolección de las cosechas en los cultivos varios.

Cruz Mendoza ratificó la decisión de los revolucionarios de cumplir la tarea de producir, para enviar a varias provincias fuertemente afectadas por el devastador fenómeno meteorológico.

Federico Hernández Hernández y Miguel Álvarez Anaya, primeros secretarios del Partido en Granma y Jiguaní, respectivamente, abanderaron al colectivo que agrupa medio centenar de militantes de la organización política, durante ceremonia efectuada en el parque local.

Álvarez Anaya destacó la confianza depositada en estos hombres y mujeres que con disciplina y entrega   lograrán arrancarle a la tierra los alimentos y poner bien en alto la ejemplaridad de la militancia.

JORNADA EN EL SURCO

A los movilizados los encontramos bien temprano en la mañana en áreas de la finca, ubicada en la máquina número ocho, de riego eléctrico de pivote central. La tierra extremadamente húmeda los obligó a la recolección manual de boniato.

Allí se empeñan coa en mano, pedazo de madera de marabú de afilada punta, a extraerle el fruto del surco en estas condiciones para evitar su pérdida.

Junto a ellos, Juana Torres Orasma, jefa de la finca, reconoce la decisiva contribución de la fuerza que posibilitará los envíos de alimentos a otros municipios y también plantar más de seis mil hectáreas de viandas, hortalizas, granos y frutales en estos predios llenos de historia y sacrificios.

Granma incorporó a cientos de movilizados organizados en contingentes agrícolas en cinco polos productivos para producir más alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *