Sin tregua al fraude eléctrico en Granma (+ audio e infografía)

Hasta el cierre del mes de agosto fueron detectados 950 fraudes en este importante servicio
Share Button
Por Mailenys Oliva Ferrales | 19 septiembre, 2019 |
0

Unos 950 infractores han sido multados en Granma en lo que va de año como parte de un arduo programa de la Empresa Eléctrica de la provincia de conjunto con los inspectores para enfrentar el fraude eléctrico en el sector residencial,hecho que cada año ocasiona cuantiosas pérdidas económicas al país.

Norayda Cruz Mojena, Especialista en Redes y Sistema de la Empresa Eléctrica de Granma comentó a La Demajagua que debido a los fraudes cometidos hasta el mes de agosto en el territoriose dejaron de facturar en el momento del consumo 861, 7 Megawatts Hora (MW/h), lo que reportó una pérdida de más de 837 mil pesos.

Añadió que a pesar del fuerte enfrentamiento a este delito penado por el Decreto Ley 260, en lo que va de 2019 las violaciones detectadas fueron 84 más que las de igual etapa en el año anterior cuando para esta fecha se habían registrado 866 infracciones.

Por su parte, Víctor Hugo Castillo Ricardo, Jefe de Inspección de la citada entidad,precisó que los municipios de mayor incidencia en el fraude eléctrico han sido Bayamo, Manzanillo y Río Cauto.

Dijo que entre los principales delitos se encuentran la manipulación de los metrocontadores (lo que no pocas veces ocasiona daño al equipo) y la derivación de la acometida, con el cual el cliente intenta registrar un consumo más bajo y pagar menos dinero.

“Este tipo de fraude ocasiona cuantiosas pérdidas al país si se tiene en cuenta que en el mercado internacional, a donde es difícil para Cuba acceder, cadametrocontador de 126 volt tiene un costo de seis dólares y el de 220 volt cuesta siete dólares”, agregó Castillo Ricardo.

Asimismo significó otras afectaciones económicas por este concepto:

Para contrarrestar estas acciones inescrupulosas de quienes intentan vivir al margen de la ley la Empresa Eléctrica de Granma ha dispuesto entre otras medidas el sellaje de los metrocontadores, la supervisión frecuente de los consumos y el in­cremento de las inspecciones al sector residencial.

Quienes incurren en este tipo de delito según lo establecido por el Decreto Ley 260 pueden recibir multas de 500 y hasta mil pesos y el retiro del servicio eléctrico por un determinado tiempo (entre tres días y hasta seis meses) de acuerdo a la gravedad del hecho, además de la obligación del pago retroactivo de la corriente gastada que no se abonó en su momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *