Sistema de calderas benefician minindustrias de conservas (+fotos y video)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 14 mayo, 2020 |
0
FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

La empresa provincial integral de la industria alimenticia (Epiia) en Granma se beneficia con la instalación de sistemas de calderas en tres de sus minindustrias de conservas.

En este territorio oriental solo tres unidades cuentan con esta moderna tecnología ubicadas en Byamo, Media Luna y Bartolomé Masó.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Este sistema de calderas permite la cocción rápida y eficiente de muchos de los surtidos que hoy la industria alimentaria ofrece en los mercados ideales y en muchas bodegas como estrategia para acercar las producciones al barrio ante la Covid-19.

La alimentaria comercializa alrededor de 15 productos tradicionales, entre estos, puré de tomate, sofrito, mermelada de mango; dulce de coco, de mango y de frutabomba; caramelos, gofio, pinol, natilla, sirope, vinagre, vegetales encurtidos, barras de boniato, calabaza, por citar algunos.

FOTO/Rafael Maryínez Arias

“Esta de la minindustria de Bartolomé Masó, -ubicada a unos seis kilómetros de la cabecera de ese municipio-, consume 35 litros por hora y produce 660 kilogramos de vapor por hora, lo cual la hace muy eficiente”, expone a La Demajagua Leonel García Ortiz, operador de caldera con tres décadas de experiencia en este trabajo.

“Como operador de caldera debo velar porque se mantenga el vapor en el área de los tachos para que se pueda ejecutar la producción del día. Conservar el equipo en buen estado, observar los manómetros, los nieles de agua, el tanque de alimentación de agua a la caldera para que no exista una parada innecesaria durante las 8 horas de trabajo”, esclareció García Ortiz.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

“Por la complejidad de esta maquinaria, por el peligro que representa una mala reparación solo se autoriza a su mantenimiento a la empresa Alastor, encargada del montaje y la reparación de calderas.

“Alastor es además quien avala y certifica la puesta en marcha de cada una de estas tecnologías”, precisa Davisnel Peña Peña sub director comercial  de la Epiia.

“Uno de los beneficio de este sistema es la humanización del trabajo de los obreros, el proceso es a vapor, no emite humo y es más rápido e higiénico la cocción de alimentos.

“A pesar de sus bondades no solo aparejadas al proceso productivo en sí, sino al sistema de salud de los trabajadores, a la Epiia se le dificulta adquirir este tiempo de equipamiento por su costo en el mercado internacional, que además se encarece a raíz del bloqueo económico y comercial que Estados Unidos impone a Cuba”, añadió Peña.

Peña comentó además que incluso ofrecer mantenimiento y reparación a las calderas que están instaladas es costoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *