Sonata para un profesor de flauta y clarinete

EL MÚSICO BAYAMÉS PEDRO REYNALDO ALARCÓN CEDEÑO  DEBE SU FORMACIÓN  A  LOS MAESTROS SALVADOR ALARCÓN RODRÍGUEZ Y LUIS ALARCÓN PIZARRO. EN PAGO CONTRIBUYE  HOY A LA FORMACIÓN DE NUEVOS ARTISTAS.
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 18 julio, 2021 |
0

Foto LUIS CARLOS PALACIOS LEYVA“A través del maestro Salvador Alarcón llegué a la Isla de la juventud en 1963 para integrar, como educando, la banda de música de la Región militar que dirigía, tenía quince años de edad y necesitaba un flautista. Un año después asumí ese instrumento en dicha agrupación”.

EXPERIENCIAS RENOVADAS

“En 1966 me trasladé, junto al Maestro Alarcón, para la banda del Ejército Oriental: él con la misión de dirigirla junto al primer teniente Aníbal Quesada y yo para incursionar en la nueva agrupación mientras estudiaba el nivel medio en el Centro provincial para la cultura, en Santiago de Cuba, en el que luego trabajé como profesor de flauta .

“También ejercí la pedagogía en el Conservatorio Esteban Salas, en la Escuela vocacional de arte de la Ciudad Héroe  y como docente ilustrador de la orquesta de Cámara, bajo la dirección del Maestro Miguel del Castillo”.

SIEMPRE LA MÚSICA

“Al desmovilizarme de las  FAR ingresé a la Orquesta Sinfónica de Oriente, dirigida por Enrique Castro, permaneciendo en ella veinte años bajo la batuta de grandes íconos de la música cubana: Rodrigo Prats, Gonzalo Roig, Manuel Duchesne Cuzán, Guido López Gavilán…

“Con esa institución realicé varias giras artísticas, muchas de ellas acompañando al Teatro Lírico de Holguín, conducida musicalmente por Rodrigo Prats y Sánchez Ferrer, también trabajé con las cuatro primeras directoras de orquestas egresadas del Instituto Superior de Arte que hicieron prácticas en la sinfónica santiaguera: Zenaida Romeu, Marlenis Urbai, Elena Herrera y María Mendiola”.

OTROS ACORDES

“Integré la Orquesta gigante del creador musical, en la que se fusionaba la Sinfónica de Oriente y la de Música Moderna, liderada por Osmundo Calzado, Daniel Guzmán, Manuel de Jesús Leyva, Gonzálo Romeu y Wilfredo Pachi Naranjo”.

DE VUELTA A LAS RAÍCES.

“En 1993 regresé  a Bayamo para integrarme a la Banda provincial de conciertos y como tenía el deber de contribuir a la educación de los demás ejercí como profesor fundador en la primera Escuela de bandas del país y educador de la Escuela profesional de arte Manuel Muñoz Cedeño.

“Trabajé, además, en los conjuntos de música popular Meditación, Armónicos y posteriormente en el dúo de piano y flauta,  junto a la profesora Yoandra Villarino Guerra”.

RECONOCIMIENTOS

“Entre mis mayores credenciales se encuentran: la medalla Raúl Gómez García, conferida por el Sindicato nacional de trabajadores de la cultura, la Lira plateada y el Premio a la Excelencia musical Salvador Alarcón Rodríguez, que otorga la UNEAC en Granma a la que pertenezco”.

REFLEXIONES

“Ejercer la pedagogía es la esencia que  me acompaña desde el inicio, por esa razón, trabajar en la Enseñanza artística, es el reto que enfrento a diario del que he aprendido mucho frente a mis alumnos.

Durante este tiempo de pandemia no he dejado de impartir clases a mis discípulos bayameses, con los demás me comunico por WhatsApp para mantener la vitalidad en los conocimientos”.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *