¡Sorpresa en la tribu!

En la jornada sabatina se propinaron seis blanqueadas, pero se cometieron 30 errores en 12 partidos.
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 19 enero, 2020 |
0
La ofensiva yarense fue aniquilada en su debut / FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Par de lechadas recibió el equipo de Yara frente a Manzanillo, al estrenarse, este sábado, en la 44 Serie provincial de béisbol en Granma; entretanto, el monarca defensor, Bayamo, extendió a cinco la cadena de victorias consecutivas.

Apenas cuatro indiscutibles conectaron los Indios ante los envíos de Michel Arias y Midael González, para dejar sorprendida a la afición que asistió a su cuartel general, el estadio 10 de Octubre.

Los encuentros concluyeron con marcadores de 1×0 y 4×0, y así los Marineros lanzaron una señal a todos sus rivales de la complicada llave Centro, en la que el otro cotejo inició con división de honores.

De tal forma, los Serranos de Buey Arriba tomaron desquite del revés inicial 3×5 ante Bartolomé Masó, al imponerse 5×2 en el segundo duelo, con Edilber Pérez en la lomita del parque Pablito Ríos, de los Guerreros.

En la Sur, donde también comenzaron las acciones, los Azucareros de Campechuela no tuvieron misericordia del endeble Pilón, conjunto al que derrotaron 8×0 y 3×0, con créditos para Luis González y Albio Torres, en ese orden.

Los Tiburones de Niquero no aprovecharon su condición de locales, en el Tirso Hidalgo, al arrancar con fracaso 3×5 frente a Media Luna, aunque luego vencieron 7×0.

Sin embargo, los Incendiarios bayameses ratificaron su favoritismo en el apartado Norte, al someter 5×2 y 7×6 a los Cafetaleros de Guisa, en uno de sus terrenos alternativos, el 7 de Diciembre, de Barrancas.

Lo más significativo del doble triunfo de los multicampeones, además de conservar el invicto en cinco presentaciones, fue el segundo éxito para el experimentado Yanier González en la recién estrenada campaña.

A esa cifra también arribaron los tiradores Leosdanis Sánchez y Lisbani Vega, artífices en la superioridad de los Camaroneros de Río Cauto sobre los Ganaderos de Jiguaní, con pizarras de 5×0 y 5×2, en su visita al Tomás Díaz, de Santa Rita.

De manera general, lo más destacado de la jornada recayó en el pitcheo, pues seis de los 12 partidos finalizaron por la vía de la blanqueada; mientras los 30 errores -siete de Media Luna y cinco de Bayamo- sobresalieron como lo peor.

Con juegos sencillos a nueve entradas y en los mismos escenarios, concluyen esos topes este domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *