“Soy cubano, eso nadie me lo puede quitar” (+ fotos, audio y videos)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 18 octubre, 2017 |
0
FOTO Geidis Arias Peña

Raúl Paz dio indicios de un espíritu rebelde desde las entrañas de su madre, quien logró llevar a feliz término su embarazo pese a  los desfavorables pronósticos médicos, pues contaba con la mitad de un ovario.

Después, no se explica si será a causa de eso, su divisa más importante ha sido la libertad y ser libre, “aunque la gente confunde mucho la libertad con que lo dejen hacer cosas. La libertad es mucho más personal. Primero hay que ser libre dentro. Eso me ha hecho tener ese espíritu rebelde de demostrar cuando estoy o no de acuerdo con algo, de decirlo, de hacer cosas y hacerlo parte de lo que yo soy, y por supuesto, de la música que hago.”

Coloquial, risueño y con su habitual desenfado al decir, recibió el prolífico autor e intérprete a La Demajagua, aun sin previa coordinación de esta entrevista y como decimos en buen cubano, con el estómago vacío.

Aunque el diálogo fue interrumpido en ocasiones -debido a los saludos fraternales de sus amigos, entre ellos humoristas, artistas de la plástica y periodistas que solicitaban su presencia- Paz siempre tuvo una sonrisa a flor de labios y una frase amable para continuar una conversación que revela al hombre, al músico, al compositor y al actor que lleva dentro.

-De canto clásico a lo popular. ¿No le parece mucha la diferencia?

-Al revés. Vengo de lo popular, muy popular, o sea, del campo. Soy un guajiro pinareño de un pueblo llamado San Luis  y la primera real manifestación de música que tuve en mi vida fue la  música campesina, la controversia, sobre la cual realizo  un documental.

“Después entré a estudiar música clásica, lo cual me llevó hasta Francia para después volver a emparejar  todo eso en la música que hago hoy.”

Concierto de Raúl Paz en Bayamo

Raúl Paz en el concierto inaugural de la Fiesta de la Cubanía, anoche, en la Plaza de la Revolución

Posted by La Demajagua on miércoles, 18 de octubre de 2017

 

-¿De qué se alimenta su creatividad?

-De todo. No creo que haya una  sola cosa en la vida de la cual no se alimente  mi creatividad. Me alimenta la vida común, lo que hago cada día, cada hora de mi vida. Es todo, este momento, el otro; caminar, sonreír, mirar un árbol. Tenemos la suerte de vivir en un mundo tan rico de cosas, de ahí sale todo.

-Desde hace tiempo escribes temas para Rosario Flores, ¿Es un trabajo muy exigente?

– Rosario es un amor de persona, es una artista que está muy clara de lo que es y de lo que hace, y es muy fácil trabajar con ella.

“La primera colaboración fue precisamente un tema mío que ella cantó, El beso, del disco Mulata. No nos conocíamos. Una amiga en común le hizo llegar ese tema, lo escuchó, lo grabóe hizo una versión muy bonita, la que más me gusta a  mí, más que la mía.

“Después de eso hemos seguido en contacto. Ella ha estado en Los Ángeles y ha sabido llamarme por teléfono y decirme, te mando una música para que le pongas letra, mándamela en dos horas y grábala, y así hemos hecho temas. Me gusta mucho escribir para otras personas, esto de escribir música toda esa experiencia de escribir temas musicales para las novelas.”

-A propósito de ello, ¿Cómo llegas a escribir para La otra esquina y En tiempos de amar? ¿Cómo transcurre ese proceso creativo?

-Como muchos quizás recuerdan, yo vengo del mundo del cine, del teatro, a pesar de que me considero más músico. Yo mismo hice una película con Fernando Pérez; viviendo en Francia hice mucho teatro musical, he escrito para Danza contemporánea y siempre he estado mezclado al universo del espectáculo como tal. De hecho, me encanta dar conciertos por el hecho del espectáculo.

“Ese lado de actor siempre ha estado. Para la novela La otra esquina me llamó Ernesto Fiallo y me preguntó si quería hacer la música. Yo encantado. Estudié el guión y después escribí la letra, cuya trama y música tuvieron mucho éxito.

“Después salió esta segunda, que forma parte del disco Vidas, que saldrá el 11 de noviembre y donde estarán intérpretes como, Polito ibañes, Pablo Milanés, Glenda, Waldo Mendoza, Vania, Ray Fernández.”

-¿Algún tip para que la relación publico cantante se mantenga activa?

-Trabajo, mucho trabajo.  No hay otra. Cuando digo trabajo no es solo ir a cantar. Ese es el cinco por ciento, el momento final del trabajo. Hay que documentarse mucho, escuchar mucho.

“Realmente hay que ser muy modesto y saber y entender que hay mucha gente talentosa que te puede aportar y que de todo el mundo se aprende. Eso es lo que yo llamo trabajo, ir a escuchar, y saber  por dónde vienen las tendencias, qué quiere el público, qué quieres tú, los años van pasando,  cómo has evolucionado. Todo eso mucho trabajo y esfuerzo, pero con mucho gusto, de ahí salen las cosas.”

Concierto de Raúl Paz en Bayamo

Raúl Paz anoche en la Plaza de la Revolución #FiestadelaCubanía

Posted by La Demajagua on miércoles, 18 de octubre de 2017

 

-Ha hecho su carrera musical mayormente fuera de Cuba, sin embargo, no deja de reflejar la realidad de esta Cuba contemporánea, ¿Por qué?

-Porque me siento cubano contemporáneo. Tenemos una sola existencia en esta vida, hasta prueba de lo contrario, si en ese momento no aprovechamos lo que somos para tratar de ir al máximo de nuestras potencialidades, perdemos el tiempo.

“Yo me siento absolutamente cubano. Esté, no esté en Cuba. En Bayamo, Pinar del Río o Paris, o en China. Eso es lo que soy. Nadie me lo puede quitar, ni me lo puedo inventar. Es lo que hay, es lo que es. Eso siempre tengo que llevarlo al máximo de la expresión.

“Para mí cantarle a la Cuba contemporánea es cantarle a mi generación, a lo que soy, a las generaciones que vienen, que pasaron, que es la contemporaneidad mía, que es de lo que más sé y de lo que más puedo hablar.”

-Su manera de decir las cosas, ¿Le ha cerrado puertas o se las ha abierto?

-Yo siempre he dicho que una puerta que se cierra, al final, son muchas que se abren. Es necesario que hayan puertas que se cierren, sobre todo cuando tienes una manera muy franca de decir las cosas, y muy tuya. Pero al final hace que haya otras que se abran. Y es el equilibrio entre las puertas abiertas y cerradas.

“De hecho el video de la canción Carnaval, todo es cuestiones de puertas que se abren y se cierran. Hay que estar listos siempre a cualquier puerta que tú abras, debes de tratar de estar lo más listo posible a donde tú entres.

“Mi manera de decir no lo cambio por nada. Es lo que soy. En la vida uno no siempre tiene la posibilidad de ser honesto ciento por ciento. Sin embargo, cuando uno canta, cuando uno cuenta cosas, es realmente para mí, el momento donde puedo ser honesto ciento por ciento.

“La canción me da la posibilidad de ir al fondo de mi honestidad, aunque esté equivocado. Es lo que exactamente siento en ese momento y lo defiendo. Es eso de lo que hablábamos al principio, de la libertad, de ser libre en tu cabeza, en tu comportamiento propio, para poderlo demostrar.”

-¿Se considera un músico con pegada?

Hoy hablaba con Polito y Leo de eso. Ellos me decían: ‘tú tienes una fórmula, sales por aquí, entras por allá, y se pegan ciertas cosas’.

“La pegada es relativo. ¿Qué es la pegada? Es llegarle al público. Siempre habrá agente que tenga mucha más pegada que tú o menos.

“Yo me considero un artista con suerte, con la suerte de poder trabajar hace tantos años con la gente y de poder dialogar con la gente, que es lo que me interesa. Eso es lo que busco cuando doy un concierto, poder transmitir y recibir.

“Eso es un privilegio. Eso me siento: un artista privilegiado. Tengo la suerte de tener un público muy variado, que va de gente muy joven a gente muy adulta, tanto en Cuba como fuera de ella. Es una posibilidad que rara vez se da en la profesión nuestra. De una manera muy natural ha sido siempre así, lo cual es genial porque puedo moverme de uno a otro.”

-¿Qué necesitas para sentirte tú mismo?

-Muy poco.  Yo soy yo, siempre. Hasta en los peores momentos, hasta donde me vean mal y me detesten. Soy yo, sin justificaciones. Mi lucha eterna, incluso en la música, en la cual tengo 13 discos, es ser yo, es romper todas las barreras para poder ser yo. A veces lo logro, a veces lo logro menos o más. Pero la gran lucha es esa. Y no necesito nada.

-¿Constituye su presencia en esta Fiesta de la Cubanía, su manera de saldar la cuota de deuda que tenemos todos con el ser hijos de esta tierra?

-Pienso que sí, que debemos defender la Cubanía, la cubanidad, el hecho de ser cubanos. Y qué mejor que hacerlo aquí en esta tierra por donde empezó todo. Que unas personas que ya se venían sintiendo cubanos decidían entregarlo todo porque decidieron que la nación era más importante que todo, y que constituíamos un pueblo y teníamos que defenderlo.

 

Raúl Paz, destacado músico cubano, conversa con La Demajagua sobre la defensa de la cubanía #FiestadelaCubanía

Posted by La Demajagua on miércoles, 18 de octubre de 2017

 

“Para mí es siempre un orgullo y una alegría  venir a Bayamo, porque es uno de los lugares del país y del mundo donde la cultura siempre tuvo una importancia.

“Yo soy uno de los grandes defensores de la cultura. Sin cultura no podemos llegar a ningún lado. Vivimos épocas un poco complicadas en cuanto a la música, donde todo se lleva a una cultura de masas en la que ‘matando y salando’, como diría la gente, y en ello la cultura va perdiendo espacio, la cultura profunda, de los libros, la danza, la música, el teatro, la historia, y aquí se defiende mucho. Estar en un lugar donde la cultura se defiende y en una fiesta que se llame la fiesta de la cubanía, me parece algo fabuloso.”

Concierto de Raúl Paz en Bayamo

Publicado por La Demajagua en Martes, 17 de octubre de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *