Stephen Hawking, Albert Einstein y Eddie Redmayne

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 15 marzo, 2018 |
0
Santiago de Chile, – Stephen Hawking visitó tres veces Chile y en una de ellas estuvo en la Antártida, pero nada de esto se vincula con la curiosa coincidencia de que el genio británico falleció el día del natalicio de Albert Einstein.

Hay algo místico en la muerte de Hawking el 14 de marzo de 2018. Trabajó en la teoría general de la relatividad de Einstein, uno de sus inspiradores que nació en Ulm, Alemania, el 14 de marzo de 1879.

Pero además de aportar junto a Roger Penrose la predicción teórica de que los agujeros negros emitirían radiación, desarrolló teoremas en torno a las singularidades espaciotemporales de la relatividad.

Basado en Einstein, el científico británico aseguró que el espacio y el tiempo han de tener un principio en el Big Bang y un final dentro de los agujeros negros.

Para hacer más trascendente su trayectoria, este hombre nacido en Oxford en 1942 desafió la condena a muerte que recibió cuando apenas tenía 21 años de su padecimiento de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

No sólo su valor y tenacidad le permitieron extender su vida hasta los 76 años, sino que se convirtió en una voz muy respetada en la comunidad científica internacional e hizo célebres varias de sus frases.

‘He vivido con la perspectiva de una muerte prematura durante los últimos 49 años. No tengo miedo de la muerte, pero no tengo prisa a morir. Hay tanto qué quiero hacer primero’, confesó a The Guardian en 2011.

-REDMAYNE Y EL OSCAR 

Eddie Redmayne nunca había tenido un papel protagónico en una película. El joven londinense que postuló para la saga de Harry Potter y no logró su objetivo, fue, sin embargo, el sorpresivo as del director británico James Marsh.

Marsh gozaba del prestigio de un premio Oscar por su documental Man on Wire como Mejor Documental en 2009. En cualquier caso, La teoría del todo, basada en el libro de Jane Hawking, la primera esposa del científico, y con un guión de Anthony McCarten era una idea arriesgada.

La estatuilla dorada encumbró a Redmayne en 2014. Si bien es cierto que la Academia de Hollywood es proclive a distinguir actuaciones sobre personas con limitaciones físicas, el protagónico del británico es una joya del celuloide.

Recuerda al histrionismo perturbador de Daniel Day Lewis con Mi pie izquierdo (Oscar en 1990) con la diferencia de que Hawking era un personaje más cercano y conocido, además de referente científico.

‘Bien hecho Eddie, estoy muy orgulloso de ti’, escribió Hawking en su cuenta de Facebook al conocer del Oscar.

Redmayne, quien debió bajar de peso y estudiar a pacientes con ELA, además de investigar en la intimidad de la familia, se mostró muy conmocionado por su desaparición física.

‘Hemos perdido una mente maravillosa, un científico increíble y el hombre más divertido que he tenido el placer de conocer’, comentó el intérprete también nominado al Oscar por de La chica danesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *