Subir la producción, bajar precios

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 27 noviembre, 2021 |
2
FOTO/Luis Carlos Palacios

La escalada de precios ha motivado una justificada  inquietud entre la población, máxime cuando se trata de la alimentación diaria de la familia granmense.

Aunque el asunto no es solo inherente a los productos agropecuarios tiene un peso específico en la economía hogareña, de ahí las innumerables quejas que provoca   la aplicación de la nueva política de comercialización   e irregularidades en la venta por calidad de la mercancía.

En la venta participan varios actores en la gestión económica estatal y no estatal e interviene el Comité de contratación y concertación de precios del Gobierno provincial que lo fija por acuerdo con el productor, teniendo en cuenta las fichas de costo, márgenes de utilidades y otros elementos.

Según funcionarios y especialistas del sector la solución está en producir más y mantener un mercado  bien abastecido con ofertas variadas para bajar los precios, lo que tuvo algún reflejo con la comercialización del maíz verde y el plátano burro.

Sin embargo, considero que lo observado hasta el momento no ha impactado, como se esperaba, e  incluyo la creación del primer mercado agropecuario  de nuevo tipo, en Bayamo, lo cual aún dista del propósito de satisfacer las crecientes necesidades de la ciudadanía.

Aresquis Hernández Ramírez, coordinador de programas y objetivos del Consejo de gobierno en Granma, informó de los nuevos precios que regirán, a partir del 1 de diciembre próximo y que incluye este semanario, para facilitar el acceso a productos de mayor demanda por la cercanía del fin de año.

Se comprará a los agricultores a 300 pesos el quintal del plátano burro y de la yuca, respectivamente,  mientras sus ventas serán a cinco pesos la libra cada una; el boniato a 750 pesos y comercializará a 10 pesos, en todos los casos se pagará por la calidad, según sea de primera, segunda, tercera y fuera de calidad.

Hernández Ramírez explicó que todos los mercados  y bases productivas del sistema de la Agricultura y otras empresas que se autoricen venderán a estos precios topados y seguirán con la oferta y demanda los espacios arrendados, carretilleros y otras formas de gestión económica, además de la Unidad empresarial de Frutas Selectas.

De igual manera el Comercio Interior asegurará las dietas médicas previa organización por los Consejos de Administración; las unidades presupuestadas van a seguir comprando los productos agrícolas a precios por acuerdo con las entidades que tienen contratos, además de los comedores obreros y la industria se regirá por las resoluciones respectivas de Finanzas y Precios.

Enfatizó que continuará el enfrentamiento a los precios abusivos y especulativos, por ejemplo, con la malanga y el tomate, entre otros, que no se justifican y deben ser sancionados los infractores por el Decreto 30 -2021 y de contravenciones personales en correspondencia con la violación de las normas establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos Farrel y foristas que opinan en el diario, creo que el artículo no aborda con suficiente nivel crítico el problema de los precios, preocupación fundamental de la población, igualmente siento una insatisfacción grande con las respuestas dadas por algunos funcionarios a esta problemática, cómo justificar que una unidad de recreación popular tenga precios de más dde mil pesos sinincluir ningún consumo, cómo no meditar en que muchos precios estatles han subido muy por encima de las veces que se dijo estaban contenidas en la tarea ordenamiento, hy precios que subieron más de 15 y hasta veinte veces, algunos de amplio consumo como el fongo subió diez veces, creo que la autonomía para imponer precios llevó a que todo el mundo se ocupara de las ganancias a partir de precios y no de la eficiencia en el sector productivo, en este mmento los principios de que se habló en la tarea ordenamiento no se han cumplido pues el salario, ni el más alto satisface las necesidades primarias de la población, es real que al existir mayor prducción deben disminuir algunos precios pero otros no llegarán nunca a ese descenso. Incluso se habló en la justitificación de precios a hablar de un bistec de una libra de caerne de cerd, nunca, en ningún restaurant en Cuba un bistec de cerdo ha tenido ese peso. Y así hay muchas cosas que se han evaluado sin encontrar el nivel de satisfacción de la población.

  2. Ya lo dice el artículo, la solución está en producir más, cualquier otra cosa creará más ilegalidades en todos los sentidos. La regulación de precios se ha aplicado muchas veces y lo único que logra es un mercado negro subterráneo y desestimular a los productores.
    Hay que dedicarle más atención y recursos a la agricultura, hay que dejarse de repetir palabras huecas y crear las condiciones para hacer producir la tierra, hay que liberar del lastre de la burocracia a los que trabajan la tierra y producen alimentos, hay que vaciar las oficinas y departamentos repletos de gente inútil y mandarlos a la tierra a trabajar de verdad, hay que dejar de hablar tanto, de reunirse tanto, de gritar tantos lemas y hacer más, hay que trabajar más y no en oficinas, hay que trabajar la tierra, es lo que más urge hoy en Cuba.
    La Revolución no se sostiene del bla, bla, bla, el pueblo necesita alimentos y hay que sacarselos a la tierra. Martí dijo: la mejor manera de decir es hacer.