“Mi sueño es clasificar a Tokio”

AFIRMÓ LA PESISTA LUDIA MONTERO RAMOS, QUE SIGUE ENTRENANDO EN SU CASA, GRACIAS AL APOYO DE LA DIRECCIÓN MUNICIPAL DE DEPORTES EN RÍO CAUTO
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 3 abril, 2020 |
1
FOTO Roberto Morejón Rodríguez (Jit)

De aquel día, cuando Alexánder Mendoza llegó a su escuela (Esbu José Martí), en Río Cauto, con la misión de hacer nuevas captaciones para el levantamiento de pesas, Ludia Montero Ramos aún conserva gratos recuerdos.

Tal vez, se dejó llevar por los ecos -que aún retumbaban- de la medalla de bronce conseguida por su coterráneo Iván Cambar Rodríguez en los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Aunque la hazaña daba vida a una disciplina con arraigo en esa región de la provincia, “algunos estaban de acuerdo, pero otros, no, y decían que era chiquita y flaquita”, rememora.

Aún así, quiso cumplir los deseos del profe, “me pidió que le completara el equipo para el torneo provincial”, acota. En ese intento, comenzó a descubrir los secretos de un deporte, al que -desde entonces- permanece ligada y del que no pretende separarse.

De todas maneras, sus escasos 14 años de edad no le permitían sospechar que, “en solo 15 días aprendería los fundamentos de la técnica”, ni mucho menos que, con su buena demostración en la referida justa, “sería la única promovida a la Eide”.

Con su paso exitoso por las plataformas, Montero Ramos conquistó rápidamente un espacio entre lo que más vale y brilla de la halterofilia en Cuba, hasta ganarse un puesto en la selección nacional y reafirmarse como primera figura en la división de 49 kilogramos.

A sus casi 21 años, ya se hecho notar en cuanto evento internacional participa. Sin embargo, todas las experiencias son diferentes, pero ninguna como la vivida en septiembre de 2019, cuando se convirtió en la primera cubana en subir al podio de un Campeonato mundial.

De esa cita, recuerda el tremendo esfuerzo realizado: “tuve que bajar unos kilos de peso para inscribirme en la categoría de 45 kg, era la posibilidad de agarrar alguna medalla y de sumar más puntos en el ranking olímpico”.

Y no defraudó a quienes idearon la estrategia. En Pattaya (Tailandia), se colgó preseas de plata en los ejercicios de arranque y biatlón, mientras arañaba el bronce en envión.

Con ese resultado revivió esperanzas de asistir a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, que fueron pospuestos para el verano del próximo año, debido a la pandemia del nuevo Coronavirus (COVID-19).

Por esa razón, tuvo que interrumpir la preparación, “gracias a la Dirección municipal de deportes aquí, que me puso una barra con discos, sigo entrenando en casa; además, estoy atenta a las indicaciones de mi entrenador Luis Ramón López”, asevera Ludia.

“Por una parte, es mejor, tengo más tiempo de preparación, aunque por la otra no sabemos si el proceso de clasificación a Tokio seguirá de la misma forma”, expone dudosa.

“Estaba trabajando para alzar 105 kilos en envión”, apuntó, aunque dejó entrever la posibilidad de hacer un poquito más, que de conseguirlo superaría con creces su marca personal de 100, mientras el de arranque es 82 y el de total 178.

“Mi sueño es clasificar, eso el fundamental ahora y, si lo consigo, cualquier cosa puede suceder”, afirmó optimista la riocautense, aunque reconoció que su mejor ciclo olímpico debe ser el próximo.

FOTO IWF (Federación Internacional de Halterofilia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *