Un sueño que vale por 100 años

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 3 abril, 2018 |
0

Virginia Ramona Castillo, a sus 100 años de edad, siente, por vez primera, el beneplácito de tener luz en su casa, suministrada por un panel solar que abastece a cuatro lámparas Led.

La veterana, nacida el 21 de mayo de 1917, conoce de la nocturnidad serena del campo y del trabajo con animales, tanto como de coser ropas a mano o colar un buen café.

“Aquí estoy, muy contenta, porque después de los 100 (años de edad) se cumplió mi sueño, apunta, mientras unas lágrimas cubren su rostro, en breve lapsus, y luego regresa su voz: “Le agradezco mucho a la Revolución”.

Cuenta que ahora se entretiene bastante y hace otras tareas. “Por las tardes acostumbro a cocinar y espero la noche, cuando los arrieros del lugar llegan a saludar antes de recoger el ganado”, expresa.

En ese barrio, conocido como Horno Cal, a varios kilómetros de la Carretera Central, en Babiney, Cauto Cristo, también reciben ese beneficio, vecinos como José Ortiz Castillo, quien comentó las ventajas de la iluminación para la crianza de animales domésticos.

“No podíamos criar cerdos, voy a asegurar el corral y comenzaré, porque parece de día cuando encendemos las lámparas”, señala Ortiz Castillo.

A escasos metros se escucha los gorjeos de un pequeño de solo 17 meses. Delmis Ortiz Trinchet, su madre, narra que cuando el niño vio las luces, cambió totalmente el comportamiento. “Intenta prender los equipos, salir a ver los demás domicilios…

“Acá nos era difícil atender al bebé, por el calor, había que lavar todo a mano, pero ya contamos con la facilidad para responder a esas necesidades, estamos muy felices”, precisa Ortiz Trinchet.

La gratitud de los habitantes de ese paraje alcanza otros nombres, como el de José, Manuel, Daysi o Mirtha. Ellos coinciden en la grandeza de los esfuerzos estatales en Cuba para brindar a la sociedad tales oportunidades.

Como la residencia de Virginia y los demás, cerca de 190 están previstas a electrificar en el municipio, como parte de una inversión estatal para cubrir la mayor parte de las demandas energéticas.

En este proyecto, fueron invertidos aproximadamente 250 mil pesos, solo en equipos, afirmó Jorge Luis Torres Chávez, especialista principal del área comercial de la Unidad de Cauto Cristo, perteneciente a la Empresa Eléctrica.

El proceso de instalación de los generadores en la localidad inició por la zona de El Jardín, hasta extenderse a San Cayetano, La Seis y, posteriormente, al consejo popular de Tranquera, donde habrá una mayor disponibilidad de dichos recursos. La primera etapa comprende la incorporación de 70 servicios.

Antonio Baró Bazán, jefe de Grupo de desarrollo de energía renovable en Granma, explicó que el sistema fotovoltaico comenzó por sectores priorizados en la provincia, con beneficio para 13 círculos sociales, consultorios, escuelas y fincas forestales.

A partir de 2016 la Empresa Eléctrica realizó un diagnóstico y fueron incluidas mil 900 familias granmenses.

Actualmente, el convenio de la entidad con Copextel, permite el mantenimiento al banco de batería.

Baró Bazán aseguró que resulta necesaria la colaboración de los beneficiarios para el mejoramiento de las condiciones ambientales, influyentes en la conservación de los paneles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *