Ignacio Agramonte

Por Luis Morales Blanco | 8 junio, 2018 |
0
Pervive el ejemplo de Agramonte, aquel diamante con alma de beso

Tan solo 32 años bastaron a  Ignacio Agramonte y Loynaz  para argumentar  la  frase martiana que lo definió como “diamante con alma de beso”, pues el insigne  patriota camagüeyano brilló en todas las facetas de su vida  sin que su fulgor inquebrantable opacara a otros, simplemente iluminaba con luz clara y pura.