Tángana desde el corazón de Niquero (+ fotos y video)

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 1 diciembre, 2020 |
0
FOTO/ Yudelkis Beatriz de la Hera Jerez

Cuando apenas restan algunas horas para el aniversario 64 del Desembarco del yatee Granma, otra vez Niquero escribe una página gloriosa.

Las banderas llenaron de colorido el Parque Ricardo Rogelio de Céspedes y allí firmes cual soldados, jóvenes de toda la provincia empuñando las enseñanzas fidelistas y martianas, abrazaron los ideales patrios y dejaron brotar en clara expresión de lealtad, su compromiso con la continuidad histórica de la Revolución Cubana.

 

Desde la tierra Portada de la Libertad, la tierra por donde desembarcaron los expedicionarios bravíos del Granma el 2 de…

Publicada por Inés María Castro en Lunes, 30 de noviembre de 2020

 

El reloj marcaba justo las 4 de la tarde cuando inició la Tángana, encuentro con la verdad protagonizada por artistas granmenses, el pueblo de Niquero y los pinos nuevos que reeditarán el desembarco simbólico el próximo 2 de diciembre.

Las manifestaciones del arte fueron el vehículo empleado para expresar sentimientos y emociones. La lírica de Teniente Rey hizo temblar el sitio , la poesía de Alcolea y Yudith Izaguirre conmovió a todos, la voz de Matilde Martínez llegó acompañada de la guitarra de Gervacio Hidalgo y el amor patrio se hizo canción en la garganta de jóvenes exponente de esta tierra mambisa y rebelde.

Más allá de una respuesta a la farsa de San Isidro, mercenario intento de desacreditar nuestro sistema socialista, el encuentro devino en fuente de expresiones matizadas por el patriotismo, la confianza en nuestros líderes políticos y la seguridad en el futuro de nuestra nación sobre la base de los principios y valores aprendidos de los héroes y mártires del Altar de la Patria.

Otra vez Niquero escribe en la historia de la nación, desde el corazón de la provincia Granma, a bordo de un yate que una vez más surca los mares contra una marea descrédito para salir victorioso y ondear bien alto la bandera nacional con el respeto y amor que merece.

Poco más de una hora duró ese histórico encuentro de los jóvenes con la Revolución, de los granmenses con la Patria, del presente con el futuro de esta nación que crece y se agiganta ante cada intento del Gigante de las Siete Leguas ; un pueblo que se une y se hace fuerte, que grita Yo soy Fidel y sigue adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *