El teatro: catalizador de cambios sociales

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 22 enero, 2020 |
0

De todo se habla cuando un espacio de análisis y diálogo fluye entre artistas cubanos,  no convoca el tema, y sí, convoca el deseo de avanzar, de crecer, de hacer el día a día lo mejor posible.

Este fue a grandes rasgos el resumen del encuentro teórico  matutino que se produjo en el patio de la sede provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en Bayamo, entre actores, actrices, dramaturgos, productores, periodistas, activistas, literatos,  e investigadores sociales junto a estudiantes de actuación de la Escuela Profesional de Arte Manuel Muñoz Cedeño.

El diálogo sobre el cuerpo y alma de la mujer en el teatro es apenas el tema citado, leiv motiv para desde lo individual, trazar estrategias personales, dialogar acerca de la cultura, la sociedad y las dinámicas de unas y otras estructuras que convergen en los seres humanos y limitan o impulsan el desarrollo personológico de mujeres y hombres.

La temática está trazada porque la Jornada  Villanueva de Teatro Cubano en Granma está dedicada a la primera actriz y pedagoga de la escena Rayda Alfonso, con varias décadas dedicada a la actuación y la enseñanza artística. Es ella precisamente quién abre el espacio con su experiencia personal, diferente de la actualidad en muchas aristas, pues hace tres o cuatro décadas atrás resultaba mucho más difícil ser madre-mujer y actriz a la vez.

Si bien desde cada una de las realidades expuestas por hombres y mujeres presentes en lo que más que panel se convierte en una grata conversación entre intelectuales, surge la inquietud del papel que juega cada uno dentro de la sociedad para implementar cambios en los imaginarios y las prácticas culturales que nos permitan viabilizar la conciencia social hacia el respeto, el diálogo, la emancipación y la seguridad individual.

Los temas sociales no están ajenos a los referentes de dramaturgos y directores de la escena granmense para conformar sus producciones. Fernando Muñoz Carrazana, uno de los participantes en la cita, director del Grupo Alas de Cuba, enfatiza que Cintas de Seda, Neva y la Rosa de María Fonseca son obras de las primeras de su grupo que aborda los tópicos femeninos desde una mirada emancipadora, y catalizadora del pensamiento hacia el respeto el género femenino.

Así también lo consigue la obra recién estrenada por su grupo: Monólogos de la vagina, un texto que desde el feminismo (que no a ultranza) aborda diversas problemáticas, discriminaciones, desconocimientos, marcas, tabúes, de las mujeres como género. Obra  que ha tenido una recepción de público que va creciendo y se convierte en motivo de conversaciones más allá de las tablas.

Presente también en el diálogo el director de Teatro Callejero Andante Juan González Fiffe, rememora los inicios del grupo hace 28 años cuando las primeras obras fueron Lola la tejedora, una de las obras bayamesas perdidas por la quema patriótica de la ciudad, que refleja los conflictos de las identidades femeninas desde entonces, así también la obra Monólogo del reencuentro.

Fiffe, Juventina Soler, Muñoz Carrazana, Yamisleidis Reyes y muchos otros actores y actrices presentes coinciden en la necesidad desde el teatro, proponer estudios sociales que sean recogidos en textos de referencia para el tratamiento desde el arte del machismo, la violencia y otros fenómenos que afectan a la sociedad cubana actual.

A no quedarse quietos y ser elementos activos de cambios llaman también los más jóvenes, inspirados por sus profesores y paradigmas más cercanos de la escena. El cambio opera desde la individualidad, desde la familia, donde ha de sembrarse la semilla de la igualdad, el respeto por el otro y la disposición al diálogo como elemento de interrelación en todo ámbito, pero convencidos todos que el mensaje llega desde las tablas al público.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *