Teniente Rey: Un enamorado de la historia (+fotos, audio y videos)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 20 agosto, 2020 |
0
FOTO/Perfil de facebook de Reynier Velázquez Álvarez

Un accidente en la calle Teniente Rey, en la capital del país, unido al  primer grado militar que   recibiría una vez graduado de Contrainteligencia, marcan el nombre artístico del bayamés Reynier Velázquez Álvarez, el  Teniente Rey.

Por lo aguzado de sus composiciones, la profundidad de sus mensajes, el profesionalismo y la naturalidad con que ejecuta sus interpretaciones, pareciera desde siempre haberse dedicado a la música, cuando por el contrario, llegó más tarde:

“Fui jugador de pelota en ligas escolares, artista aficionado vinculado a la danza desde los Camilitos hasta la Escuela de cadetes;  coreógrafo y bailarín de eventos dirigidos por potencias de la danza cubana, como el maestro Alberto Méndez, Premio nacional de danza; Eduardo Veitía, director del Ballet español de Cuba y el Folclórico nacional.

“Después, hice teatro, humor. La música fue lo último que llegó, en el segundo semestre del tercer año de la carrera (Contrainteligencia), que formé el sexteto Melao son para interpretar música cubana”.

Y cantamos a los niños, y nuestra mochila se llenó con un inmenso Fidel y con el agradecimiento por todo cuanto hizo por…

Publicado por Reynier Velázquez Álvarez en Domingo, 9 de agosto de 2020

Una vez graduado, trató de encauzar su trabajo unipersonal en el teatro, pero la vida le deparaba otros rumbos, y un background de música urbana sobre el cual escribió su primera canción En silencio, dedicada a los Cinco Héroes, hizo la diferencia.

Su debut en un acto político-cultural el 10 de septiembre de 2013 fue algo sui géneris. Aquella ráfaga de palabras, cargadas de historia, cubanía, metáforas, razonamientos e idiosincrasia, se imantaban con naturalidad en un público que descubría en el rap otras potencialidades.

El proyecto Cuba en mi Mochila, protagonizado por el cantautor Teniente Rey, impactó a vecinos de Santa Isabel , comunidad bayamesa en Granma , Cuba. Fotos Rafael Martinez Arias

Publicado por Rafael Martínez Arias en Viernes, 14 de agosto de 2020

“Me siento muy identificado con lo que hago. Evalúo la necesidad de que nuestros artistas retomen la banda sonora de la Revolución como lo fue en su tiempo, el grupo de experimentación sonora y todos sus exponentes por individual.

“Defender esta obra desde el arte es algo primordial. La gente se identifica, se compromete con el arte de su tiempo. Yo no puedo escribir mi historia sin Moncada, sin Pablo, Silvio, sin Feliú, sin Gerardo Alfonso, sin Sara González.

“Poco a poco hemos ideo dejando esta música solo para adornar los actos políticos y no creo que sea precisamente eso. No creo que tengamos que hacer una disección entre la música social y el resto de la música, porque al final, es arte, se hace de la misma forma y el objetivo es llegar a la gente.

Otra vez loma arriba se fue #cubaenmimochila hasta la comunidad montañosa de Los Horneros de Guisa, en que los niños…

Publicado por Reynier Velázquez Álvarez en Miércoles, 12 de agosto de 2020

“Todas estas sonoridades que la modernidad nos ha traído como el rap, y que yo la llamo música democrática, lo peor que tiene es que cualquiera lo puede hacer y lo bueno que tiene es que cualquiera lo puede hacer. Es un vehículo muy rápido para hacer llegar cualquier mensaje.

“¿Por qué atacar el género y no lo que se dice con él? He tenido duras peleas con este particular. Muchas puertas se me han cerrado porque les interesa lo que digo, pero no el vehículo que utilizo para hacer llegar mi mensaje.

FOTO/Rafael Martínez Arias

“Muchos me han sugerido que cambie de género para poder obtener algún espacio que podría ganarme con el contenido de mis canciones, pero he tratado de serle fiel. “

De cuán provechoso es el género para cimentar valores, historia, cultura e identidad, da fe el proyecto  comunitario Cuba en mi mochila, creado por el Movimiento Juvenil martiano de la Unión de Jóvenes Comunistas.

Es la edición 122 del proyecto Cuba en mi mochila, desde el año pasado hasta la fecha, y la 46 en este verano, extremadamente intenso. Desde el 14 de julio  han sido seis días consecutivos  haciendo dos presentaciones diarias con un día de descanso, por comunidades como Mota, Sevilla, la Ricardo, Piloncito, Belic, El hondón, Seferina  Montero, El jabao, Cieneguilla, La marina, San ramón, Monte alto, la pesquera…

“La idea es hacer un espacio interactivo. La música es solo un complemento, pero el propósito es que el público, sea niño, joven, o adulto, al preguntarle, qué  llevarías  de Cuba en tu mochila, sea capaz de identificar esas cosas que existen en Cuba, esta Cuba bloqueada y con miles de carencias, que a veces nos hacen olvidar lo bueno que tiene el país.

“El público tiene que definir, que la mochila es un espacio limitado, y que para comenzar a poner cosas tienes que poner lo más importante. Se te puede quedar el cepillo de dientes, el jabón, pero en ninguna de nuestras mochilas se ha quedado Fidel se ha quedado Camilo, el Che.

 

Niños y jóvenes se sumaron junto al proyecto Cuba en mi mochila, protagonizado por el Teniente Rey, en la comunidad bayamesa de Santa Isabel, al homenaje a Fidel en su cumpleaños 94.

Publicado por Anaisis Hidalgo Rodríguez en Viernes, 14 de agosto de 2020

“Es un poco enamorar a estos muchachos de la historia, de las tradiciones que existen en sus comunidades, y poner en sus gargantas, frases que vienen siendo coro de las canciones que interpreto, como Aquí no se rinde nadie,   Estoy listo para el combate, Yo soy Fidel….

Son las ideas básicas de este proyecto además de traer cultura, esparcimiento, aportar a la estabilidad emocional de las comunidades y traer un mensaje que sea provechoso a la sociedad.”

-¿Cuánto demoras en componer una canción?

-Demoro dos o tres días en componerlas y 15 en aprendérmelas. Lo más difícil es hacer el diseño, hacer la maqueta, el qué quiero decir.

“No puede haber un error porque estos temas al final terminan siendo base material de estudio en las escuelas.

“Una vez que tengo todo ese conocimiento recopilado, lo difícil es encerrar todo ese contenido en seis y siete estrofas, que lo diga todo, pero que al final no sea sencillamente descriptivo, sino que hable de la historia, que se identifique con la gente, que esta se conecte  y que al final quede la impronta de qué vamos a hacer para seguir el ejemplo, que deje una proyección de futuro.

“Una vez que logro hacer esa maqueta, nada más es rellenar los espacios con palabras. La canción al final no es una redacción, sino una herramienta para poder trabajar en el orden ideológico.”

-¿Qué es lo primero que llevan los niños en su mochila?

-Siempre Fidel y Martí; casos en que anteponen los símbolos patrios, y  por ejemplo mencionan la bandera, pero en más del 90 por ciento están Fidel y Martí, por delante.

-¿Alguna anécdota tras estos periplos?

-Los niños siempre sorprenden. Uno tiene que estar preparado para cada cosa que se diga. Una vez una niña de la comunidad bayamesa El Dátil, me dijo que llevaría a Dios, y le dije: ‘Por qué no, por qué no llevar a quien ofreció panes y peces para todos, como nosotros estamos tratando de hacer hoy; cómo no llevar a quién se opone a la guerra, al robo, pues también Dios se va con nosotros en la mochila’.

“Junto a  los principales próceres de la historia, a los principales hechos históricos, a los símbolos patrios que también son bastante recurrentes, los niños mencionan mucho las tradiciones de su comunidad.

“Por ejemplo, en la comunidad El coco, en Yara, al preguntarles qué llevarían en su mochila, un niño me dijo arroz, pero ese que no es el plato de arroz que nosotros nos comemos, es el arroz que ellos siembran y cosechan y que para ellos es cultura y vida; o como en Victorino de Guisa, que me dijeron café, y entendí perfectamente que no era la taza de café que me brindaron al llegar, sino la tradición de años, de generaciones enteras cultivando el café.

“Entonces mi Mochila viene a ser también un símbolo del rescate de esas tradiciones locales y sociales de cada pedacito de tierra, y hacerle ver a la gente que no tiene que salir de allí para ser más o menos cubanos, que desde allí se puede hacer y se puede aportar desde el punto de vista social”, acotó el intérprete.

Teniente Rey insiste en que Cuba en mi mochila no es un proyecto exclusivo que persiga un ánimo personal. las puertas están abiertas para todo aquel artista que desee participar o replicar el mismo por otras comunidades cubanas.

¿Qué guardarías de Cuba en tu mochila? La pregunta se reitera una y otra vez tras la presentación en las comunidades del proyecto Cuba en mi mochila, liderado por el Teniente Rey. quien sí tiene muy claro qué quiere llevar en la suya.

Publicado por Anaisis Hidalgo Rodríguez en Viernes, 14 de agosto de 2020

-¿Qué esperas de este proyecto?

– Que cada niño se enamore de la historia como me enamoré yo un día.

“Yo no vería el impacto de cuba en mi mochila desde un gran escenario, uno en una tarima y los niños  en la parte de abajo. Me gusta trabajar todos a un mismo estándar, que me vean como el amigo que pueden tocar y saludar.

“Muchos niños quizás también estén cambiando su vida por una proyección de acercarnos a ellos, y quién quita que se enamore alguno de la historia, como lo hice yo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *