Tensión en el final de la primera etapa

Aún no se han definido los otros seis equipos que animarán, junto a bayameses y manzanilleros, la segunda etapa del certamen.
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 24 febrero, 2017 |
2
Con el repunte de Yara, monarca vigente, podría repetirse la final de la versión anterior cuando se impuso al multicampeón Bayamo / Foto Luis Carlos Palacios Leyva
Con el repunte de Yara, monarca vigente, podría repetirse la final de la versión anterior cuando se impuso al multicampeón Bayamo / Foto Luis Carlos Palacios Leyva

Mientras los punteros Bayamo (16-2) y Manzanillo (12-6) ya acuñaron, en sus respectivas agrupaciones, su pasaje a la próxima ronda de la XLI Serie provincial de béisbol en Granma, aún se desconocen cuáles serán sus acompañantes.

De tal forma, hoy comienzan los últimos compromisos de la primera etapa y los bayameses -que se acogen al descanso- esperan por la definición de los restantes tres pasajes que otorgará la zona del Cauto para la próxima ronda.

Para agregar más sazón, ese trío saldrá de los duelos que protagonizarán Río Cauto-Ganaderos (segundo elenco bayamés) y Buey Arriba-Jiguaní, pues Guisa y Cauto Cristo se miden en un match intranscendente.

Los riocautenses (10-5) son segundos y necesitan un solo triunfo; en cambio sus rivales están precisados a sacar ventaja, pues un empate con boyarribenses o jiguaniseros no les favorecería porque cedieron en ambos cotejos.

Precisamente, esos elencos chocan en el Ramón Gómez, de la Villa jiguanisera, con el incentivo de que el vencedor permanecerá con vida en el certamen, pues llegaron empatados al cierre de esta fase clasificatoria, con ocho victorias y siete derrotas.

Un panorama similar se vive en el Guacanayabo, donde el liderazgo del clasificado Manzanillo no se ha confirmado, al igual que los dueños de las otras tres plazas en disputa, a la que pueden acceder cinco contendientes.

De ese quinteto el más cómodo es Campechuela (9-6) que visita al colero Pilón (1-14); los campechueleros lo tienen todo a su favor, incluso con una barrida igualarían en la cima con los manzanilleros y el estímulo de que se impusieron 2-1 en el compromiso particular.

Por su parte, Yara (9-6) enderezó el rumbo después de un inicio incierto y se trasladó al Pablito Ríos, del sorprendente Bartolomé Masó (8-7). Los monarcas yarenses no deben confiarse y mucho menos olvidar que los masoenses vienen de barrer a Niquero y que conservan posibilidades de incluirse, por primera vez en la historia, entre los ocho primeros de la justa.

Por cierto, los niquereños (7-8) parecen haber consumido todo el combustible, después de un buen arranque, se encuentran en una racha adversa de seis reveses consecutivos. En su cuartel general, el parque Tirso Hidalgo, tratarán de sacar dos triunfos, al menos, frente a Media Luna, que también sueña con avanzar.

Cada elenco clasificado asumirá la segunda fase del campeonato con refuerzos en sus nóminas, pero sin límite, porque estarán obligados a completar la relación de 25 jugadores, después que se realice la convocatoria de la selección granmense para el III Nacional Sub 23.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos
    Bien por los masoense parece que este año le van a dar un alegrón a nuestro pueblo, tengan cuiadado porque los muchachos estan inspirados y ya le ganaron el primer juego a Yara hoy.

  2. Saludos
    Bien por los masoense parece que este año le van alegrón a nuestro pueblo, tengan cuiadado porque los muchachos estan inspirados y ya le ganaron el primer juego a Yara.