“Terapia” constructiva para el dolor

Share Button
Por Andy Zamora Zamora | 17 julio, 2019 |
0
FOTO/ Andy Zamora

Isdanis Barrero Ramírez ha mejorado considerablemente su salud, tras el inicio de un tratamiento médico asumido por licenciados de la Sala de Rehabilitación de Cauto Cristo, instalación que será reinaugurada como saludo al Día de la Rebeldía Nacional.

La paciente está muy agradecida a la Revolución, a sus líderes y al equipo dedicado a su atención integral:

“Me comenzó un  dolor fuerte y calambres en el brazo derecho. Vine, comencé a cumplir con las indicaciones de la especialista y ya desaparecieron los síntomas. Le doy gracias a quienes hacen posible esta salud que no cuesta nada”, refirió.

Mientras Isdanis dialoga, Luis Enrique Céspedes Zamora, Licenciado en Rehabilitación continúa el movimiento del ultrasonido sobre la parte afectada.

“Este es el procedimiento luego del diagnóstico y de la explicación a la consultada de cuál es la terapia a emplear.

En el caso de ella, frotamos con el equipo, porque este tratamiento elimina el dolor, es antinflamatorio y relajante muscular”, aseguró el entrevistado.

Para la ingresada Mayra Mendoza López, la experiencia comienza. La sintomatología también es una dolencia, que ha mejorado con la aplicación de la electroterapia:

“Me siento mejor, aquí los compañeros tienen una buena atención, explican todos los procederes y pienso recuperarme pronto, expresó.

La responsable de asistir este caso fue Yusneiki Ramírez Hidalgo, también graduada de Terapia Física. Respecto a la patología y el método para combatirla, comentó que la Cervicalia presentada puede desaparecer paulatinamente con la aplicación de corriente, por sus características analgésicas.

William Verdecia Téllez, figura entre las personas aquejadas y con recuperación paulatina en la instalación.

Sus valoraciones demuestran satisfacción: “Aquí me han atendido muy bien. Tengo un tendón desgarrado. Recibo calor infrarrojo, electroterapia y ejercicios físicos en el gimnasio. He sentido la mejoría”, afirmó.

De un segundo proceso isquémico «se levanta» Ana Pérez Segura, e igualmente la hija de Dennis Sánchez Aguilera supera la inmovilidad causada por una tumoración en la columna.

La medicina cubana y en manos de cautocristenses deja huellas imborrables de empatía médico-paciente, porque juntos, con sensibilidad y esfuerzo construyen historias como estas.

Una decena de consultas permiten la realización de un sistema integrado de técnicas para devolver a los lesionados una mejor calidad de vida.

Ante las hemiplejias y hemiparesias tan frecuentes, prima la profesionalidad de los terapeutas, quienes por estos días demuestran motivaciones especiales.

“Hoy disponemos de una institución de salud revitalizada en su estructura, imagen y confort. El logro es colectivo, pues apoyamos en todo, desde la recogida de escombros, hasta la pintura de cada área.

Como saludo al 26 de Julio hemos engalanado la entidad con banderas, carteles, cadenetas. En nuestra segunda casa expresamos el compromiso de ofrecer prestaciones de calidad, participar y apoyar todas las actividades, incluidas las alegóricas al acto central en Granma por el aniversario 66 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Céspedes”, declaró Yanoidis Leyva Reyes, Directora de la Sala de Rehabilitación.

Como promedio es consultado medio centenar de habitantes diariamente en este centro asistencial, provenientes de las diferentes comunidades.

La atención especializada incluye a los galenos del Hospital Provincial Carlos Manuel de Céspedes.

Por estas y muchas tantas razones, los cautocristenses dejan detrás las limitaciones, se levantan orgullosos, saludables y comprometidos con alcanzar cada meta propuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *