Tradición que renace

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 21 noviembre, 2018 |
1
José Ricardo Lora Martínez  FOTOS/ Leonardo Leyva Paneque

Cuando el profesor José Ricardo Lora Martínez emprendió la búsqueda de niños con aptitudes para el tenis de mesa, jamás pensó en convertir a Guisa en referencia del deporte de los súper reflejos en Granma, como lo fueron Bayamo y Jiguaní, luego de la división político-administrativa de 1976.

Entonces, esas localidades también eran consideradas potencias en la región oriental del país, pero poco a poco comenzaron a perder una tradición, que ahora renace por rincones guiseros, muy cerca de la Sierra Maestra.

ASÍ COMENZÓ

Cuenta Lora Martínez que con las primeras pruebas diagnosticaron las capacidades físicas de cada iniciante, aunque reconoce que el trabajo con los niños es complicado, pero no deja de ser gratificante y enriquecedor.

“Cuando comienzan lo importante es que cojan conciencia de que pueden avanzar, pero haciendo énfasis en los principales problemas”, afirma el entrenador.

Al término de cuatro o cinco años, José Ricardo refiere que la idea de aquella pesquisa era solo el preludio de una avalancha de innumerables triunfos y, de paso, la conquista de los principales escenarios cubanos, en las ediciones más recientes de la Copa Pioneros (2017 y 2018).

“Mis padres me apoyan y me piden que le haga caso al profesor, él es quien me ayuda a coger medallas”, expone Lianna Milán Carrazana, monarca y baluarte en la primera de las dos coronas consecutivas de Granma en la pugna por provincias.

Para ella, no hay otra alternativa: “Tengo que entrenar mucho y fuerte, para seguir alcanzando medallas”, afirma con total seguridad; y agradece el apoyo del profe, “él también me inspira con su ejemplo”.

Erdwin David González Almenares y Lianna Milán Carrazana

Pero la contribución del serrano territorio no se limita únicamente al desempeño de Lianna. Otros coterráneos, como Javier Rosales Gómez y Erdwin David González Almenares, confirman el repunte del pimpón por esos predios, que fraguan cada día en el área que se ubica en el combinado Braulio Curuneaux, de la cabecera municipal.

Javier concluyó segundo en el 2017 y mereció la distinción de atleta más integral, logro que imitó un año después Erdwin David, al agarrar par de metales dorados, cuando estuvo acompañado por la manzanillera Helen Rodríguez, medallista de plata.

Asimismo, Lora Martínez destaca la preparación de los profesores y el vínculo con la familia, sin olvidar el aporte del municipio en la compra de raquetas y pelotas: “Así hemos conseguido buenos resultados”, apunta, antes de ratificar las intenciones de mantenerse en la cúspide del tenis de mesa pioneril: “Pensamos repetir en el 2019”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Tengo el placer de conocer a esa pequeña que por demás es hija de una trabajadora nuestra del comité Municipal de la UJC y sin dudas es un gran prospecto del Tenis, sin dudas con el apoyo de su familia y la atención esmerada de sus entrenadores logrará ser una gran campeona en este país