Tras el trote de los Alazanes

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 17 mayo, 2018 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

El triunfo de Granma en el recién finalizado Campeonato nacional de béisbol 11-12 años, confirmó el buen momento que vive el mayor pasatiempo de los cubanos en la provincia, la más integral del país.

Por supuesto, haber ganado de manera invicta la hexagonal final en la Copa Pioneros, es otra muestra fehaciente del serio trabajo que aquí llevan a cabo profesores y entrenadores, a pesar de las innumerables limitantes y carencia de terrenos.

Por esa y otras razones, merecen elogios el mentor Vladimir Vargas, su cuerpo técnico y sus discípulos, quienes superaron el subcampeonato de la edición anterior, para afianzar al territorio en el segundo puesto de la Copa Pioneros, casi inalcanzable para La Habana.

Ese es uno de los tantos resultados sobresalientes que exhibe la actual generación de peloteros granmenses, entre los que se incluye el título de los Alazanes en los dos últimos clásicos domésticos, y el avance en casi todas las categorías a sus respectivas finales nacionales.

De hecho, en el presente periodo solo en la 15-16 no se pudo acceder a la disputa de los primeros puestos, aunque el conjunto estuvo cerca de la ansiada clasificación; mientras, en la 13-14 ya se encuentran entre los seis primeros, al igual que en la 17-18, con presencia garantizada en la etapa conclusiva de julio próximo, como el segundo equipo más ganador, superado únicamente por Santiago de Cuba.

Asimismo, en la rama femenina las muchachitas se agenciaron el subtítulo juvenil y las de la primera categoría buscarán su boleto a la final, en los últimos días del corriente mes, en Manzanillo, para así retornar a la ruta ganadora, después de coronarse en las tres versiones iniciales y dejar en el olvido el séptimo lugar de 2017.

Del Nacional Sub 23, los Potros enfrentan a Santiago de Cuba, a partir de este viernes, un duelo importante en sus aspiraciones de consolidarse en la cima de la llave oriental y de conseguir una de las dos plazas semifinalista en disputa.

Al referido compromiso, el penúltimo del calendario regular, llegan los alumnos de Guillermo Avilés Boza (22 victorias y 10 derrotas) con tres rayas por delante de Las Tunas (19-13), su escolta más cercano.

Sin embargo, el tope contra el plantel indómito (18-13) debe resultar decisivo; además, los bicampeones vigentes tratarán de aprovechar la ventaja de actuar como locales, para avanzar en la tabla de posiciones y acercarse a los líderes de la clasificación.

De certificar presencia en la postemporada, Avilés Boza y sus Potros estamparían la mejor actuación de Granma en estos certámenes y, por consiguiente, tendrían la posibilidad de luchar por el trono, que hasta hace unos años parecía inalcanzable para la pelota de aquí en cualquier categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *