Tras una semilla resistente y de calidad

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 11 junio, 2020 |
0
Papaya Maradol Roja/FOTO.Armazon.com

El Instituto de Investigaciones agrícolas Jorge Dimitrov, de Granma, y su estación experimental agrícola, trabaja en la producción de semilla, eslabón fundamental en la cadena agroalimentaria.

El máster en Ciencias Alexander Álvares Fonseca, director de la Estación experimental, ubicada en la localidad de Jucaibama, comentó en comparcencia televisiva al porgrama Frecuencia 12, que trabajan en la producción de semilla básica previamente contratada y comercializada con la Empresa productora y comercializadora de semillas de Granma.

Por otro lado, los productores  especializados de esta empresa producen las demás categorías con lo cual pueden cubrir un gran porcentaje de las áreas agrícolas de la provincia.

“Incursionamos además en la integración con la Agricultura en temas de capacitación, la asistencia técnica y la transferencia de tecnología que ha tributado a la mejora de rendimientos a partir de proyectos de investigación-desarrollo e innovación tecnológica, y los servicios científico técnicos propios de la estación”, acotó Álvares Fonseca.

Actualmente la estación experimental agrícola del Instituto Jorge Dimitrov garantiza la semilla de frijol común Vigna, de soya, ajonjolí, girasol, pimiento y la Papaya variedad Maradol Roja, que ya se cosechan por productores especializados de Bayamo, Yara y Media Luna.

Teniendo en cuenta que la provincia está llamada a convertirse en uno de los polos productivos de los más importantes de Cuba, la perspectiva de la estación experimental del Jorge Dimitrov, es seguir incursionando en la producción de semillas, no solo de granos, también de viandas.

“Tenemos la conservación y evaluación in situ de un germoplasma de yuca con 26 clones promisorios, procedentes del Instituto de viandas tropicales, y la interacción con otras instituciones científicas del país en la validación de algunos genotipos con tolerancia a los diferentes tipos de estrés por incidencia del cambio climático, como salinidad, sequía y altas temperaturas”, comentó Álvares Fonseca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *