Tres elogios y un caballo que habló

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 26 octubre, 2018 |
2

Mientras el estadio Mártires de Barbados, cuartel general de la selección de Granma, permanece apagado para recordarnos la tristeza contenida en la “no clasificación” a la segunda ronda, tres Alazanes continuaron trotando en diferentes equipos de la 58 Serie Nacional de Béisbol (SNB).

El serpentinero Lázaro Blanco y los jugadores de cuadro Carlos Benítez y Guillermo Avilés desde ayer se enrolaron en este segmento del torneo, con Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara, respectivamente.

Lázaro Blanco

Para el mejor pitcher de la pelota cubana en la actualidad, el certamen tendrá dos incentivos fundamentales: la posibilidad de convertirse en campeón por cuarto año consecutivo y la oportunidad de acercarse a la victoria 100 en clásicos del país.

Recordemos que el espigado yarense triunfó con los Tigres en 2016 y con Granma en 2017 y 2018; de modo que en enero de 2019 pudiera levantar el trofeo por cuarta ocasión seguida, algo poco común en los diamantes del archipiélago. Todavía faltan varios meses, ¿pero alguien duda que la hueste dirigida por Roger Machado es una aspirante de fuerza a discutir el título? La vida nos dirá.

En cuanto al acápite de triunfos en series nacionales, el atleta de 32 años inició la temporada con 89. Verdad que sumar 11 éxitos en 45 partidos más los choques de la post temporada parece muy difícil; sin embargo, no resulta imposible, digamos, que Blanco gane siete choques en la etapa regular  y cuatro en play off (si Ciego llegara a la gran final).

Claro, los granmenses quisieran que esa victoria 100 Lázaro la concrete vistiendo la franela de su equipo eterno.

Si para el yarense esta será la cuarta experiencia jugando con un equipo distinto al de su provincia -dos veces con Matanzas y una con la tierra de la piña-, para su coterráneo Carlos Benítez sobrevendrá la primera.

Pelado, como llaman con cariño al camarero que en enero cumplirá 31 años, hizo méritos suficientes para ser elegido en la primera vuelta de la petición de refuerzos. Promedió 389 al bate (cuarto en la lid), impulsó 28 carreras, tuvo un OBP de 497 y pegó cinco bambinazos.

En Villa Clara, según comentó el mentor Eduardo Paret, alternará el puesto de designado con la posición que acostumbra a jugar en el equipo alazán, en la cual cometió tres errores en 199 lances (985).

Guillermo Avilés

Mientras Guillermo Avilés también puede llegar a cuatro gallardetes consecutivos porque se alistó con los Tigres en 2016. Él tratará de demostrar que su actuación en la primera fase, por debajo de su inmensa estatura como pelotero,  fue circunstancial.

El bayamés, quien ya estuvo reforzando a Holguín, esta vez impulsó 30 y su average fue de 299, pero apenas conectó cuatro cuadrangulares, una cifra ínfima para un tercero en la tanda y que, por demás, es miembro del team Cuba.

A los tres les deseamos toda la suerte del mundo al tiempo que nos vamos acostumbrando a las gradas cerradas en nuestros parques beisboleros.

Suerte también para el caballo Alfredo Despaigne Rodríguez, quien a partir de hoy estará participando en el play off final del torneo profesional de Japón. Su “novena”, los Halcones de Softbank, titular de la Liga del Pacífico defenderá el reinado frente a Carpas de Hiroshima  (Liga Central).

Despa, quien en los partidos de post temporada de este año, ha disparado tres cuadrangulares e impulsado 10, sigue encontrando apoyo en las redes sociales tras “hablar” en Facebook porque lo colocaron, sin consulta previa, en la “bolsa” de elegibles para el campeonato cubano.

Su decisión de no jugar  es, por supuesto, la mejor. Olvidar el “queme” que ha llevado ADR 54 es como empujarlo al fuego ahora y volver a agredir su físico.  Siempre hemos hablado de “cuidar al hombre” por encima de todo. ¿Ya borramos eso? Me niego a aceptarlo junto con Despaigne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Al respecto , requerimos que revisen los casos de peloteros que no rinden desde hace varios años y continúan en el equipo de Granma tales son los casos de Marcos Fonseca, y el caso más reciente el de yanier Gonzales ( el melliso que creo que está de más), hasta cuando vamos a seguir impidiendo de figuras jóvenes se desarrollen o no puedan triunfar y llegar en un futuro al equipo Cuba de beisbol, el equipo Granma necesita una reestructuración de conceptos en cuanto a la sellección y los sistemas de entrenamientos y anñalisis.
    En el caso de la receptoría los tres elegidos desde hace varias series como para asumir esa posición, no tienen condiciones ni talento para ser buenos receptores, no creo que en Granma no hayan muchachos en las categorías inferiores con condiciones para cumplir los roles que requiere esa posición y el equipo, hay que darles oportunidades a los talentos y a los que se sacrifican para aprender y verdaderamente tengan condiciones para competir con sus contrarios
    Si la Dirección de deporte hace los análisi pertinentes veremos revertir los resultados en todos los órdenes para la próxima serie nacional de beisbol y para todas las competencias que se requieran del resto de los deportes y categorías
    Esperemos que así sea…
    Manuel Urgellés Despaigne

  2. Buen artículo ,como siempre amigo Osviel ,con algún tirito ,”su novena “ ,señores dejemos el sarcasmo,el hombre es bueno y merece lo que tiene.la bola está en el campo.