Tributan alimentos al llano montañas de Bartolomé Masó

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 10 octubre, 2020 |
0
Vecinos de Mompié venden cerdos y viandas a la Empresa Acopio FOTO/Rafael Martínez Arias

Para residentes en llanos y ciudades, ir a Mompié, en plena Sierra Maestra, es una emocionante aventura, aunque se haya hecho varias veces, como es el caso de este equipo periodístico de La Demajagua.

En fecha reciente, fuimos a ese pintoresco sitio los autores del presente trabajo, Elena Liens y Alvaro Palma, reportera y camarógrafo, respectivamente, de CNC televisora granmense, Danilo Delgado Blanco, miembro profesional del Buró municipal del Partido Comunista de Cuba en Bartolomé Masó y Ciro Cabrales González, director de la Unidad Empresarial de Base (UEB) comercializadora de productos agropecuarios, del territorio.

La expedición partió del centro urbano del municipio, en un potente yipi WAZ, conducido por Dismaidi, más conocido por Mellizo, joven pero experimentado en su oficio, quien al llegar a San Lorenzo y dejar la carretera que va a Las Mercedes, para tomar la conducente a nuestro destino, puso al vehículo los aditamentos necesarios para multiplicar su potencia.

El lento ascenso permite admirar la abundante floración de mariposas blancas, Flor Nacional de Cuba, a orillas de la vía, elevadas montañas entre las cuales flotan nubes, profundos precipicios a los lados, personas que suben, unas, y bajan otras, a pie, a caballo o en mulos, preciadísimos animales en esos lares.

En la entrada de Minas de Frío, un arco da la bienvenida y dos tarjas recuerdan que allí el médico argentino cubano Ernesto Guevara de la Serna, tuvo su comandancia a mediados de 1958 y dirigió la escuela de reclutas de aspirantes a integrar el Ejército Rebelde.

Tras trepar, unas veces, empinados tramos, y descender otros con mucha inclinación, la expedición llega a Altos de Mompié, donde aún está la casa en la cual Fidel fue designado por el Movimiento 26 de Julio,  en 1958, Comandante de la Revolución.

Sopla una brisa fuerte y la temperatura es de no más de 26 grados Celsius.

El arriero Yaomel Oliva Pérez descarga plátano fruta en el punto de acopio de Altos de Mompié FOTO/Rafael Martínez Arias

Allí hay un punto de acopio de viandas, frutas y animales, en el que esa mañana un camión recoge lo entregado por productores de la zona, uno de los cuales es Radamés Cayamo Fabré, asociado a la cooperativa de créditos y servicios (CCS) Campamento de Mompié, poseedor de una caballería (13,42 hectáreas) de tierra, dedicadas al cultivo de plátano fruta.

Cuenta Cayamo Fabré que en sus plantíos no emplea ningún abono químico, solo las hojas y tallos de las plantas cosechadas, ni herbicidas ni fungicidas y en una ocasión cortó dos racimos (de plátano fruta), que juntos pesaron 213 libras.

El mencionado es uno de los más destacados en cuanto a entrega de producción, entre los 21 integrantes de la CCS referida, asegura su vicepresidente, Alcides Montero Acosta.

Preguntado al respecto, Montero Acosta responde que la libra de plátano se paga a un peso a los productores, a más tardar 15 días después de su entrega.

Al lugar se aproxima el arriero Yaomel Oliva Pérez, obrero de la granja militar Minas de Frío, con tres mulos cargados, uno de ellos de racimos de plátano fruta que una vez pesados son subidos al camión, al igual que un cerdo entregado por un vecino.

Concluida la operación, el camión de Acopio enrumba hacia otros puntos de compra de productos existentes en diferentes lugares de la serranía masoense, que luego llevará a hospitales, escuelas, a la ciudad de Manzanillo e instalaciones donde son vendidos a la población.

Plantaciones de plátano en la serranía FOTO/Rafael Martínez Arias

La CCS Campamento de Mompié tiene en plan para este año, entregar 270 toneladas de viandas a Acopio y 30 a Frutas Selectas y al cierre de agosto último reportó 182 toneladas entregadas.

A su paso cerca de Cuba a finales de agosto último, la tormenta tropical Laura afectó las plantaciones de los cooperativistas, no obstante, ellos no renuncian, afirmó Radamés Cayamo, a cumplir, como siempre hacen, su compromiso.

Por su parte, la UEB comercializadora de productos agropecuarios masoense tiene en plan, expone su director, Ciro Cabvrales González, comercializar este año cinco mil 200 toneladas de productos y el propósito es cumplirlo.

Para hacer realidad tal proyección cuenta con los aportes de 62 bases productivas atendidas por la Agricultura, más otras de la Empresa Agroforestal local, Flora y Fauna y Azcuba.

También, con el esfuerzo de seis gestores, de estos cuatro en las montañas, quienes disponen de 30 mil pesos en efectivo para realizar pagos a productores no asociados a cooperativas, y ocho puntos de compra diseminados en el lomerío.

Al aporte de la montaña, enfatiza Ciro Cabrales, se sumará el del llano, donde “se triplicaron las siembras, respecto a períodos anteriores, de yuca y boniato, fundamentalmente”.

Ciro Cabrales González, director de la UEB comercializadora de productos agropecuarios en Bartolomé Masó FOTO/Rafael Martínez Arias

Cabrales González explica que el objeto social de su entidad es abastecer, en Bartolomé Masó, un mercado agropecuario estatal, seis puntos de venta, el hospital, centros educacionales y enviar productos a Manzanillo los miércoles y viernes de cada semana.

El directivo de Acopio reconoce que en ocasiones hay inestabilidad en el abastecimiento a los puntos de expendio en Bartolomé Masó “debido a que algunas producciones se atrasaron, por ejemplo, la yuca, pero a partir de mediados de octubre pensamos haya estabilidad en ese sentido”.

“Los resultados demuestran que nuestra UEB va por más, por más productos”, afirma Ciro Cabrales.

Danilo Delgado Blanco, miembro del Buró municipal del Partido en Bartolomé Masó FOTO/Rafael Martínez Arias

Por su parte el miembro del Buró municipal del Partido, Danilo Delgado Blanco, refiere que a partir del llamamiento hecho por el presidente del Consejo de Defensa provincial, en Granma, de acopiar todas las producciones de la serranía, en Bartolomé fueron creadas comisiones de trabajo cuyos integrantes hablaron personalmente con cada montañés, para recabar la entrega de sus producciones y así contribuir a mitigar el impacto ocasionado por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos a Cuba y  la pandemia de Covid-19.

“La respuesta de los montañeses fue la deseada, aumentaron la venta de viandas y frutas y se lo agradecemos”, subrayó el dirigente político.

En cuando a la UEB comercializadora de productos agropecuarios en ese territorio, dijo que resultar la más destacada de la Empresa de Acopio en la provincia de Granma en 2019 y primer semestre de 2020, y su director Cuadro Destacado, demuestran la veracidad de las palabras de este.

La Unidad Empresarial de Base de Acopio en Bartolomé cuenta con un huerto de plantas medicinales cerca de sus oficinas; también sembrados de plátano, yuca, frijoles, boniato y calabaza FOTO/Rafael Martínez Arias

Pasado el mediodía comenzamos a desandar el camino recorrido temprano, con las imágenes de Alto de Mompié, de algunos lugareños y sus palabras, en nuestras grabadoras, cámaras fotográficas y de vídeo, pero más nítidas, en nuestras mentes, por su naturalidad y sencillez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *