Trump, ¡qué mal te veo!

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 26 octubre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Hace breves jornadas, por enésima vez, Donald Trump prometió a lo más recalcitrante de  la comunidad cubano-americana  en La Florida la derrota “de la Revolución Cubana de Castro y todo lo que él representa”.

Lo hizo en el inmenso campo de golf-hotel Trump National Doral Miami, ante una audiencia de resentidos y perdedores quienes  insuflan aire a  la tristemente famosa Brigada 2506, sí esos mismos que corrieron en las arenas de  las  playas Larga y Girón delante  de milicianos, policías y militares.

Allí, ufano,   recibió por segunda vez el inusitado premio Bahía de Cochinos, decimos  inaudito pues los lauros se instituyen en honor a triunfadores o altas personalidades y no a desesperados añorantes,  ese galardón no es ni siquiera de consolación,  sino un premio flaco,  “medalla de cuero”  como decíamos en nuestros años juveniles a quienes al competir “no cogían ni cajitas”, como después dirían algunos bromistas.

Porque recordemos que 11 presidentes norteamericanos prometieron lo mismo  desde 1959, a viva voz  o para su propio coleto y la Revolución sigue en pie.

Rememoremos  también que entre ese grupo de mandatarios hubo quien desempolvó   políticas como la hipócrita  del Buen Vecino  (guante de terciopelo para enmascarar un puño de hierro) y del  Gran Garrote (basada en el  uso de la fuerza contra países que se negaran a aceptar sus ofertas “generosas”).

También la política de la Fruta Madura (según la cual Cuba por su cercanía geográfica, debía caer en manos de los EE.UU.)  y muchas “sutilezas” más, pero la Revolución sigue en pie.

Repasemos desde Dwight Eisenhower (1953 – 1961), quien ofuscado por los logros criollos rompió relaciones con Cuba;  John Kennedy (1961 – 1963)  que apoyó y alentó la fracasada invasión mercenaria a Playa Girón.

Lyndon B. Johnson (1963 – 1969) Instituyó  operaciones encubiertas para sacar del poder o matar a  Fidel Castro, Richard Nixon (1969 – 1974) quien  aunque también lo hizo sufría palizas militares en Viet Nam.

Gerald Ford (1974 – 1977) y  Jimmy Carter (1977 – 1981)   quienes al igual que Obama intentaron normalizar relaciones con Cuba y digo intentaron  porque lo que hizo con las manos Barack Obama lo desbarató con los pies el actual y  furibundo inquilino  de la Casa Blanca.

Bill Clinton (1993 – 2001) bajo cuyo mandato el bloqueo se hizo ley.

Asimismo  el más agresivo  fue Ronald Reagan  (1981-1989 si no contamos al furibundo mandatario actual y los dos  Georges  Bush (1989 – 1993) y (2001 – 2009) actores de la mano dura contra Cuba.

Por eso si parodiáramos la  alegre canción interpretada  por Elena Burque  y denominada Amor y solfeo podríamos asegurar: “Donald, ¡qué  mal te veo porque la Revolución sigue en pie!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *