Un cambio necesario

Share Button
Por Lianet Pérez Sánchez (Estudiante) | 16 octubre, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Con su rostro lleno de satisfacción Evelio Valdés Rosales, celebra junto a su familia un año más de vida en el restaurante La Cubana. Un pastel aderezado con mermelada, cortesía de la instalación, engalana la mesa junto a otros alimentos solicitados.

Hace dos años que la familia no se reunía en este local que hoy suma a sus mejores galas la incursión en el comercio electrónico en aras de elevar la calidad del servicio.

“Ha mejorado considerablemente la calidad de las pizzas, los espaguetis, los bisteces están bien elaborados y el sabor es exquisito. El personal ha sido muy atento y rápido. Para mí este es el mejor restaurant de Bayamo”, refiere Odalis Fuentes Avilés, esposa.

“A la hora de pagar la cuenta (impresa) teníamos la opción de hacerlo en efectivo o por tarjeta, nosotros preferimos la primera, pero no dejo de reconocer que la segunda es muy cómoda para el cliente.

“Los precios han aumentado pero son asequibles para la población y se corresponden con la calidad. Nosotros siempre escogemos este local para almorzar en fechas especiales”, recalca Odalis Fuentes.

Similares desafíos asumen hoy algunas de las más importantes instalaciones de la gastronomía en Granma que, como parte del perfeccionamiento empresarial, promueven la gestión interna para prestar servicios más competitivos.

El perfeccionamiento, refiere José Rafael Fontanals Remón, director general del Grupo Empresarial de Comercio y Gastronomía Granma (GECOG) llega en un momento crucial para la economía cubana con el objetivo de lograr un mayor avance en la misma.

“Implica determinadas tareas cumplidas en lo económico y financiero, que incluyen al capital de trabajo, las cuentas por cobrar y la categorización de estos centros”, expone Fontanals Remón.

Desde septiembre, cuatro unidades gastronómicas de Bayamo iniciaron la fase de prueba: los restaurantes La Cubana, 1513, el complejo Guajiro Natural y la cremería Las Torres, clasificados en segunda categoría, con favorables condiciones administrativas, experiencia y confort.

PROMOVER LA INICIATIVA

Uno de los principios que defiende el perfeccionamiento empresarial es otorgarle facultades a estas entidades para fomentar iniciativas que gestionen más ventas a partir del Decreto 99. Sobre este en particular explica Lodisbel Rodríguez Fuentes, administrador primero de Las Torres:

“La 99 permitió incrementar la oferta con frutas naturales en jugos frapé de guayaba, ciruela china, mango y elaboramos natillas naturales como postres que se sirven en barquillas”, apunta Rodríguez Fuentes.

La Cubana inclina la balanza de sus iniciativas a fomentar los cárnicos. En correspondencia amplían el menú con el bistec especiado, encebollado, la costilla agridulce y la chuleta Guacanayabo, entre otras.

“Con el Decreto 99 se nos facilita la compra de los productos a campesinos y cooperativas a través de los contratos”, explica Adalberto Calzada García.

En el 1513 las ofertas oscilan entre siete y ocho platos, mayormente a base de carne de cerdo, acompañados de viandas, postres, jugos, refrescos, que gozan de gran aceptación por los comensales.

“Tenemos en mente prestar el servicio de salón; los fines de semana diseñar actividades culturales de cabaret, implementar el servicio de comida para llevar y a domicilio, actualmente en práctica”, ratifica su administrador René Barrios Álvarez.

Con calidad en su servicio El Guajiro Natural, luego de una reparación capital, amplía sus ofertas en el menú con bisteces de cerdo, pollo y arroz con tocineta, y utiliza  variadas frutas en postres y jugos.

“La población ha asimilado estas ofertas, al principio, las personas no estaban conformes porque el cambio de los precios fue drástico, pero la calidad se impuso”, explica Nidia Sánchez Céspedes, administradora del local, quien refirió que los precios se conforman a partir de la ficha de costo, y Finanzas y Precios aprueba.

EN LÍNEA CON EL COMERCIO ELECTRÓNICO

Otra de las medidas del perfeccionamiento empresarial es dinamizar el comercio electrónico, lo cual evitará el dinero en efectivo, sobre el tema refiere Fontanals Remón: “Estaremos trabajando con la plataforma Enzona, ya tenemos el código QR y se efectúan pruebas en todo el territorio. Trabajamos con ETECSA en la ubicación de 63 Ruter para la colocación de post en restaurantes y mercados ideales en Granma.

“La informatización del registro de consumidores, el llamado Oficoda, es bastante compleja. Actualmente en Granma hay 50 unidades de este tipo; estamos en proceso de informatizar las de Bayamo y llevar un registro  más actualizado”, agrega Fontanals Remón.

Sobre los pasos que da comercio para insertarse en el comercio electrónico manifiesta Nidia Sánchez Céspedes.

“Pienso que es bastante amplia la ventaja que ofrece este servicio, no es necesario traer el efectivo, ni trasladarse hacia un cajero para extraer dinero, porque el cliente puede pagar por la tarjeta o a través del teléfono, siempre y cuando tenga la aplicación y su tarjeta tenga saldo”.

El restaurant La Cubana, que aplica hace aproximadamente un año el pago por tarjeta, incluyendo la presentación de la carta menú, es una idea de las aspiraciones a generalizar.

En la gastronomía existen tres modalidades: las unidades perfeccionadas, que siguen siendo estatales, pero con mayor autonomía; las arrendadas y las cooperativas. Las entidades que no sean competitivas en el mercado simplemente no pueden existir.

En el comercio todo va a seguir siendo estatal, dígase las bodegas, los mercados industriales e ideales, diseñados para dar respuesta a la canasta básica familiar.

Granma está inmersa en la segunda etapa de este proceso que comprende la capacitación de 60 administradores de todos los territorios. Al concluir, la provincia podrá presentar a la máxima dirección del país más de 20 unidades perfeccionadas que, de hacerse conscientemente el proceso, modificarán los servicios, la imagen, la contabilidad y la propia educación de los trabajadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *