Un mono mascota delató el escondite del Chapo

Share Button
Por RIA Novosti | 22 octubre, 2015 |
0

Un pequeño mono llamado “Botas”, mascota de las hijas menores del jefe narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, ha sido la pista que condujo a los investigadores a su guarida serrana, de acuerdo con las pesquisas federales filtradas a la prensa este jueves.

Las niñas gemelas lo bautizaron con el nombre del mono que acompaña a Dora la Exploradora en los dibujos animados de televisión, de acuerdo con la filtración al periodista Carlos Loret, quien la semana pasada obtuvo la primicia de los audios desconocidos de los vídeos de la celda de donde el narco se escapó por un túnel.

Cuando el capo fue capturado en enero de 2014, su esposa Emma Coronel, sus hijas y la mascota se fueron a vivir cerca del máximo penal del centro de México, y días antes del espectacular escape, del 11 de julio, volaron a la sierras del llamado Triángulo Dorado —Sonora, Durango y Chihuahua-, su tierra natal, pero dejaron atrás a Botas.

La familia del Chapo se instaló en una zona agreste del municipio Tamazula, Durango, en un recién construido complejo de cabañas de madera, con televisión, baño, drenaje y agua caliente.

“Las hijas pidieron a papá que rescatara a Botas, y El Chapo encargó a sus cercanos la misión de traerlo por aire”, revela Loret citando la investigación federal, que ha dado un vuelco con el arresto del círculo íntimo de seis hombres, incluido su abogado y un piloto de avionetas, que organizó y protagonizó el gran escape.

Una serie de intentos por conseguir los permisos sanitarios oficiales para que el chango volara a Culiacán, en Aeroméxico fue la primera pista.

“Pero nadie les firmó los papeles, así que no les quedó más que trasladarlo en carretera”, hasta que los investigadores descubrieron al Botas en Sinaloa, a bordo de un Mustang rojo de súper lujo, y lo siguieron.

La esposa de 26 años y las gemelas

El Mustang era de Édgar Coronel Aispuro, veinteañero, hermano de la esposa del Chapo, quien entró al túnel la noche de la fuga –construido por el ingeniero perforador de narcopasadizos subterráneos en la frontera con EEUU-, abordó con él una camioneta y luego una avioneta.

De nuevo, el Chapo, de 60 años, ha tenido su lado vulnerable en sus amores, como adelantó dos semanas antes de la fuga a Sputnik Nóvosti el autor de una de sus biografías no autorizadas, José Reveles.

El día en que fue abatido Osama Bin Laden en mayo de 2011, El Chapo pasó a ocupar su lugar como el más buscado por EEUU; y su joven esposa de unos 22 años, Emma Coronel Aispuro, estaba por cumplir seis meses de un embarazo que culminaría en un hospital de Los Angeles, EEUU.

El Chapo se casó con ella en un pueblo serrano de Durango en 2007, es su tercera mujer, quien tenía entonces 18 años y era sobrina de su exjefe de sicarios, Nacho Coronel, abatido en Jalisco en 2010: “de tez blanca, cuerpo bien delineado y estatura de 1,70″, relata el autor.

Por esa zona de Durango —donde ha sido detectado y ha escapado herido por una caída en un barranco- tenía su base principal desde 2006, cuando se enamoró de una jovencita que entonces tenía 17 años y él 51, candidata a reina de la Feria del Café y la Guayaba de 2007.

Cuando Emma tenía unos 22 años dio a luz a dos niñas el 15 de agosto de 2011, en el Hospital Antelope Valley de Lancaster, en Los Ángeles, California, y hoy ella tendría 26 años y las gemelas cuatro, de acuerdo con la investigación de Reveles.

Así, Emma es ciudadana estadounidense y los servicios de inteligencia le siguieron los pasos desde entonces hasta su regreso a México, sin ser molestada.

Tres años después de aquella historia El Chapo fue arrestado cuando intentaba ver a sus hijas en enero de 2014, y en su escape vuelven a aparecer su joven mujer y las niñas gemelas.

La semana pasada, perseguido por fuerzas especiales en su guarida, el capo cayó en un pequeño acantilado –según una versión filtrada a CNN-, de donde fue rescatado herido por sus guardaespaldas con una pierna rota y el rostro herido.

Lo llamativo de ese relato es que fue visto cargando a una niña, lo que disuadió a los agentes especiales a evitar un tiroteo, y la cacería de la cual se libró comenzó cuando lo vieron solo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .