Un Quijote en terrenos del Sida

Share Button
Por Angélica Marel Pérez Sánchez | 10 febrero, 2016 |
35

Jesús Cordoví CañeteJesús Cordoví Cañete, “Chuchi”, como lo llaman en Niquero, es un profesional de la Salud diagnosticado con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida) hace más de 20 años. Cuenta con el apoyo de su familia y una gran fuerza de voluntad que lo impulsa a llevar una vida plena.

Era la segunda ocasión que conversaba con él, esta vez no sería para pactar fecha ni horario, sino el momento preciso para dialogar. De su personalidad, ya tenía referencias: carismático y con un gran sentido del humor, pero mientras se desarrollaba la entrevista, descubría algo más que eso: Un hombre al que una enfermedad no ha podido derrotar; al contrario, lo ha enseñado a luchar como Quijote contra los molinos de la vida.

Médico intensivista de profesión y maestro del  destino, recuerda su pasado y se conmueve, piensa en el futuro y sonríe. Quizás algunos se atrevan a mirarlo de una forma diferente, pero los que tenemos la satisfacción de conocerlo, encontramos en su historia una gran lección de optimismo y existencia.

-¿Qué fue lo primero que le vino a la mente cuando supo que era portador del VIH?

En el tercer trimestre de embarazo, a mi esposa le realizaron la prueba del VIH y resultó ser el primer caso positivo en el municipio. Inmediatamente me hice los análisis y el 22 de junio de 1995, llegó la confirmación de que era portador de la enfermedad.

Nunca supe quién fue mi contacto. En ese momento aparecieron las reacciones secundarias: Primero la negación, decía que era mentira, no aceptaba aquella realidad. Temía ser rechazado por la sociedad y pensé en el sida como un sinónimo de muerte.

-¿De qué modo ha cambiado su vida a partir de entonces, tanto en el plano personal como en el profesional?

Vivir con VIH-SIDA me convierte en un hombre diferente, tanto en el ámbito personal como en el laboral. Convivo con personas que piensan pueden contagiarse con solo hablarme o estrecharme la mano, ir contra esos tabúes no es fácil.

En lo profesional, me exige ser superior, esforzarme, tratar de ser mejor cada día para que me respeten como médico. Agradezco a la enfermedad que me ha transformado en una persona futurista: pienso más en el porvenir que en el presente.

- ¿Le resulta difícil verse a sí mismo como paciente?

Eso es muy difícil porque siempre trato con pacientes. Cada vez que escucho esa palabra me ruborizo, me duele que me traten como tal. Continúo afirmando que soy una persona normal.

La mayor experiencia que me aporta ser un médico con VIH, es la sensibilidad. Trabajo más con los sentimientos que con el medicamento. Miro al paciente desde mi punto de vista como doctor, desde la parte sensible. Converso con él, le explico que si su patología es pasajera, no crónica ni transmisible, podrá vivir mucho tiempo; incluso pongo mi caso como ejemplo. Le digo que yo convivo con esta enfermedad hace más de veinte años y aquí estoy. Es una forma de transmitir esperanza a aquel que padece.

Ser un profesional me permite enfrentar las adversidades, a vivir con el virus sin pensar en él. Me dedico a mi trabajo, voy a la playa, realizo ejercicios, llevo mi tratamiento de forma responsable, pero en lo que menos pienso es en el sida, para mí no existe.

-La ciencia trabaja por encontrar la cura definitiva del VIH-SIDA. Como médico y portador, ¿cuál es su criterio al respecto?

Existía un túnel largo donde las personas contagiadas no veían el final. Hoy la cura del VIH está cada vez más próxima. Numerosas empresas se encuentran enfrascadas en investigaciones y la industria farmacéutica es más poderosa. Como tal existe un tratamiento, pero esperamos que la cura se descubra pronto.

-Existen motivos que hacen fuertes a los hombres, ¿qué lo inspira a luchar por su vida y la de otras personas?

En primer lugar, mis hijos y mi familia, cuyo apoyo es incondicional. Me inspiran las ansias de superarme, de trabajar con los casos más difíciles y de ayudar a las personas que lo necesiten. Soy un hombre aferrado a la vida y continúo adelante porque vale más vivir luchando, que morir esperando.

Jesús Cordoví Cañete Jesús Cordoví Cañete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .

  1. hermoso, valiente, y asì es para alante, muchos èxitos, en tu vida en general te admiro,tuve el placer de realizar mi pràctica docente en ese municipio, salud,,,saludos y felicitaciones por tan bella entrevista.

  2. Un gran profesional, un gran amigo, un gran profesor de la vida. Los que tebnemos la dicha de conocerlo, sabemos de sus virtudes. Una persona carismática, conversadora, bien estudiada. Deseo siempre buena salud para él y su familia. El dia que llegue la cura definitiva de esa enfermedad q azota al mundo, será un dia especial. Un abrazo chuchi…
    Dr José Ariel

  3. Angelica felicidades, la entrevista esta muy buen en verdad,es una forma mas de reconocer a Chuchi por su trabajo, el es un ejemplo como persona y como médico.

  4. de veras lo admiro mucho somos colegas de profesión aunque trabajo como intensivista en pilón y ahora estoy en venezuela pero es un testimonio conmovedor decirle que luche y tire para adelante y que cuente con el apoyo de sus colegas de la salud de verdad un abrazo y a uds gracias por estas cosas.

  5. En la vida todos tenemos una cruz que llevar y quizas esta es una de las que le toco cargar a Chuchi, no la cargas por que eres el hombre mas fuerte ni el mas energico sino porque en esa debilidad tuya esta el poder de DIos, la mano de Dios que te ayuda cada dia para poder resistir y sobrevivir y que gracias al Dios todopoderoso aun estas en pie, se dice que la fe sana, y que la oración de fé sanará al enfermo y me imagino cuantas veces pusiste tu rodilla sobre la tierra e imploraste por tu vida, la de tu esposa e hijo, cuantas lagrimas derramaste, pero el Señor es el que enjuaga tus lagrimas, no soy tu amiga en lo personal pero nos conocimos en Fe del Valle, se el gran medico que eres, y la gran persona con la que trate, tu calidad humana es inmensa pero esas cosas solo las hace Dios no te quepa la menor duda que Dios tiene un plan contigo, buscalo sientelo e impulsate a vivir cada dia para el y asi tus dias seran mas duraderos sobre la faz de la tierra, un abrazo, sigue asi dando lo mejor de ti y por sobre todo da este testimonio lo que DIos ha echo de ti y en ti y con tu familia, un abrazo colega Dios te bendiga siempre y de sabiduria. Dra: Dayamis Selema

  6. Mi querido chuchi realmente eres especial como dr y como ser humano.eres ejemplo a seguir.no te rindes ni te das por vencido y eres un incansable luchador ,por ti y tu bella familia.desde aca crusando el mar te deseo lo mejor del mundo y que sigas asi siendo tan chevere y chistoso a pesar de cualquier adversidad.tqm

  7. Muy buena entrevista, tanto por el entrevistado como por la estudiante de Periodismo encargada de redactar la nota. Chuchi es un ejemplo como persona y también como profesional de la Medicina. Sin dudas, su testimonio como médico portador del VIH llegará a mucha gente, en especial a las nuevas generaciones.

  8. Amigo no te conozco,pero no me hace falta para saber q eres un gran hombre,sigue adelante como lo has hecho hasta ahora, que de seguro la vida te espera con grandes regalos, los mereces.Que tengas siempre en la vida,salud, dinero y amor.

  9. Hola. Soy natural de Ñiquero y vivo en Venezuela. Muy buena y real historia. Lo conozco personalmente y es una exelente persona y maravilloso medico. Quisas por esas cualidades, y por su fe en la vida, ha resistido tanto. Una hermosa enseñanza para. La juventud de hoy en dia. Gracias CHUCHI! Gracias QUIJOTE!

    1. Muchas gracias por su comentario. Conocer a personas como Chuchi nos muestra cómo enfrentar las dificultades y los obstáculos por muy grandes que estos sean.Quijotes como este son dignos de admirar.

  10. Adelante chuchi, sigue luchando como lo has hecho hasta ahora, 20 años demuestra lo que puede hacer un ser humano en la lucha y control de una enfermedad como la que padeces.

    1. Creo que el paso del tiempo no es para Chichi algo que lo amilane, al contrario, la fe en tener un futuro mejor, lo llenan de esperanza y optimismo.Muchas gracias por su comentario

  11. Admiro a Chuchi como ha enfrentado ea enfermedad y la ha vencido. Esos son los ejemplos que debemos seguir. No te amilanes en ningún momento Doctor, que nadie se va de la tierra hasta que no le toca. Salud para ti

    1. Estoy de acuerdo con usted, el tiempo que Dios nos concede en la Tierra hemos de aprovecharlo y , sobre todo vivirlo sin miedos ni ataduras, eso hace Chuchi, convencido de que el VIH no le impedirá llevar una existencia plena. Muchas gracias por su comentario.

  12. Tengo el privilegio de tenerlo como amigo. Fue uno de mis pacientes, de esos en que el paciente domina mas que el medico. Luchador inagotable. Recuerdo de como él por sus propios medios viaja al fin del mundo si fuera necesario para mantener el tratamiento. Lo visité muchas veces, conversamos muchísimos, lo necesite en varias ocasiones por su experiencia en las guardias médicas y es poco lo que podría decir de tan abnegada persona y amigo.Muy solidario y optimista. Muchos éxitos amigo, se que tienes potencial para seguir adelante y eres un ejemplo de lucha y de hombre invencible. Mis saludos amigo. Abrazos.

  13. Profesor, amigo, colega, hermano: emocionante tus palabras, desde el punto de vista de paciente, como el excelente profesional que eres. Admiro tu fortaleza de luchar y tu dedicación al trabajo; eres admirado por muchos por tu humildade, companerismo, educación y carisma. La vida te dio es golpe bajo, pero supiste y hasta ahora, has sabido enfrentar esa batalla con la frente bien en alto. Mi abrazo sincero y de corazón. ….
    Dr José ariel

    1. Me siento feliz por haberle brindado la oportunidad de enviarle un abrazo a Jesús a través de mi entrevista. Hermosas palabras para una persona que las merece..Muchas grscias por su comentario.

  14. Un abrazo para Chuchi que sabe bien cuanto lo apreciamos y queremos todos los que tuvimos la suerte de estudiar juntos esa carrera tan humana y especial que es la medicina. Felicitaciones a los periodistas por tratar un tema que sigue siendo un problema y un tabu en la sociedad. Chuchi es el vivo ejemplo que si se puede aferrarse a la vida y luchar para seguir ayudando a tantas personas que nos necesitan. Saludos para todos.

    1. Muchas greacias por su felicitación y sobre todo por esas palabras a mi entrvistado, realmente fue un reto, pero ante todo un privilegio haber conocido a un hombre incomparable y darle la oportunidad a otro de que lo conocieran también.Saludos.

  15. Te admiro mi amigo, como profesional, como persona social y como ser humano sensible, tu enfermedad no solo te servido a ti para crecerte ante las dificultades, también a servido a tus amigos a crecernos mirando tu ejemplo de luchador incansable por tu salud y la nuestra cada ves que nos ponemos en tus como pacientes o simplemente cuando te solicitamos un consejo sobre cualquier problema que nos aqueje….. repito te admiro y mas que eso te respeto…. un abrazo…. sigue luchado, estaremos contigo en esa lucha, no estarás solo…. un beso

    1. Muchas gracias por su comentario. A mi entrevistado le será de gran apoyo saber que cuenta con personas dispuestas a estar junto a él en esta lucha incansable por lavida.

  16. Adelante amigo, la vida es de los luchadores, y tu eres ejemplo de eso, no importa como ni cuando sucedio, lo importante es darle la batalla a la enfermedad. Un abrazo de corazón. BÁRBARO Y OLGUITA

    1. Le agradezco por ese mensaje de apoyo a mi entrevistado, sé que le será de gran ayuda y satisfacción saber que cuenta con personas que lo quieren y admiran tanto como esta estudiante de periodismo que tuvo el privilegio de conocerlo.

    1. Gracias por su comentario. Para mi entevisatado constituye un impulso recibir esas vendiciones que lo inspiran en su incansable labor como médico.

  17. Gracias Chuchy por esta lección de vida. Escucharte, te estoy leyendo pero te escucho, me recuerda a grandes personalidades que han puesto al margen sus enfermedades y se han entregado a la humanidad. Si estubiera en mis manos te entregaba un premio por la vida, por inspirar a otros a vivir y por tu crecimiento personal. Chuchy te entrego el premio al valor por la vida.

    1. Verdaderamente es merecedor del Premio por la vida.Creo que usted coincidirá conmigo en que conocer a Chuchi y conversar con él es una oportunidad para apreciar el valor de la vida. Muchas gracias por su comentario.

    1. Si Chuchi fue su profesor, creo que coincidirá conmigo en que con él aprendió no solo lecciones de la carrera, sino también grandes lecciones de vida.Saludos.

  18. buen reportaje ,yo estudie en Cuba y tuve muchs amigos,se como son los cubanos ,muy buenos ,deseo lo mejor al doctor ,yo soy Jimmy ,ahora vivo en Rusia,

    1. Es importante saber que no solo personas que residen en Cuba admiran a este hombre excepcional. Muchas gracias por su comentario.Saludos, la estudiante de periodismo que tuvo el placer de realizar esta entrevista.