Una alerta desde el occidente

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 11 noviembre, 2017 |
2
Yoelkis Céspedes ha elevado su rendimiento en la segunda etapa, en la que exhibe average de 359 (39-14), el más alto de los granmenses, con un jonrón, par de tubeyes y ocho carreras impulsadas / FOTO Rafael Martínez Arias

El saldo de cuatro derrotas en las últimas seis presentaciones podría ser una alerta para los Alazanes de Granma, que desde hoy rivalizan con Las Tunas, líder de la presente campaña beisbolera.

A pesar de ese resultado adverso, los monarcas exponentes muestran balance positivo en el torneo élite (8-4), en gran medida, por las barridas que propinaron a Artemisa e Industriales, en Bayamo.

Sin embargo, con el periplo de tres compromisos que iniciaron por el Victoria de Girón, de Matanzas, afloraron algunas deficiencias, que les pasaron factura en las subseries contra Cocodrilos y Vegueros.

De tal forma, las lesiones de algunos atletas obligaron al mentor Carlos Martí Santos a realizar cambios en el line up regular, de hecho una desventaja, más evidente ahora cuando se miden con equipos más completos.

Por supuesto, en esas circunstancias el nivel tiende a bajar, máxime cuando algunos suplentes, con poco recorrido, asumen la titularidad.

Una muestra fehaciente en la merma del rendimiento colectivo lo ofrece la defensa, con 10 errores en los seis encuentros más recientes, que unido a la discreta ofensiva, hacen más vulnerable a la selección.

Durante la visita a predios pinareños y matanceros, los bateadores granmenses exhibieron un anémico 224 de average (210-47), con solo 21 carreras anotadas y promedio de 3.5 por partido, muy inferior al 6.5 de la primera fase, aunque la calidad de los serpentineros que enfrentan es superior.

De ahí, el protagonismo que no debe perder el cuerpo de lanzadores, lo más notable hasta el momento, independientemente de las malas salidas de Leandro Martínez, uno de los artífices en la clasificación.

A pesar del traspié por el occidente del país, se vio a un equipo combativo y que apuesta siempre por el triunfo, mientras sigue vivo en la defensa de la corona que consiguió en la edición anterior.

Por el momento, los Alazanes aparecen en el cuarto puesto de la tabla, con 34 victorias y 23 reveses, a cinco rayas completas de los Leñadores (38-17), quienes no renuncian al propósito de superar la mejor actuación histórica, dos sextos lugares, y de incluirse por primera vez entre los cuatro grandes.

Además, Leones y Cocodrilos (35-20) definían ayer el choque aplazado del jueves y cuál de los dos elencos asumía los quintos cotejos de este segmento encaramado en la segunda posición. Entretanto, Vegueros (31-26) y Cazadores (30-27) cierran el ordenamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Y Marti al parecer no se detiene a revisar los números estadísticos de sus jugadores y juega a ciegas, Dios mio!!! que hace Dainiel López en el line up regular, de left field y para colmo 2do bate, los invito a que revisen el rendimiento de ese muchacho, batea menos de lo que pesa y pesa bien poco, y haciendo errores al campo, acaso no hay otras opciones en el banco?, claro que si y mejores, pero no sé que le pasa al profe con este muerto, esos son algunos de los muchos detalles que nos están llevando al abismo, el béisbol es un deporte donde los números o estadísticas cuentan y mucho, por favor…..!!!!

  2. Señor periodista, por críticos como usted es lo que nos hace pensar que todo está bien, que no pasa nada y a justificar todo lo mal hecho, de que equipo combativo me habla usted?, y porque no decir con nombres y apellidos las cosas, el principal responsable de esas derrotas no tiene otro nombre que CARLOS MARTI y su pasivo y perdido equipo de dirección, por mal manejo del pitcheo, por mal uso del banco, de los jugadores suplentes, por perder, perder y perder, y ver que las cosas no están funcionando bien, y a pesar de eso no hacer CAMBIOS, es el único equipo que saca a sus lanzadores cuando ya el mal está hecho, si Leandro no responde, pues abre con Yanier, con César García o quien sea, pero cambia, prueba tus piezas, y el line up de lágrimas, sienta a los regulares por el motivo que sea, y en vez de poner jugadores con potencialidades pone a otros que no pueden ni con el bate en mano, mas todos los errores defensivos que cometen, se ven perdidos en el terreno de juego, como el Arias ese en el corrido de las bases que no costó el juego, pero no, para eso no hay llamados de atención fuertes ni banco para que aprendan, como nosotros somos tan cheveres lo que hacemos es pasarles la mano, reírnos y sin muestras de ninguna vergüenza deportiva, no es tragarse a los peloteros tipo Víctor Mesa, pero si exigirles el máximo y enseñarles con medidas que le permitan crecer, pienso, urge que Marti y su cuerpo de dirección cambien estrategias, rotaciones de pitcheo, alineación regular, y sobre todo que cambien su mentalidad, que se aviven un poquito porque a veces dan la impresión de estar dormidos, perdidos en el terreno y en las situaciones de juegos, siempre hay que estar un paso adelante, pensando que hago, a quien pongo para tal situación del juego, etc; el no sacar a tiempo a Leandro, el no sentar antes a Dainel López, que por cierto no sé que pinta jugando habiendo otros con mas posibilidades que el en el banco, el no cambiar a Arias por otro corredor mas hábil y pícaro en bases, el sacar a Zulueta por no llevar bien las visitas al box, el pésimo trabajo de los coach, el peor de los 6 equipos en disputa, siempre perdidos e indecisos, y así un millón de pifias mas de directivos y jugadores, nos están pasando factura, y lo peor molestan e hieren el sentir de este pueblo granmense que se desvive por su equipo, éxitos y ojalá al menos este sentir, las opiniones del respetado pueblo, lleguen a oídos de los principales protagonistas.