Una apuesta por las frutas

Share Button
Por | 3 agosto, 2015 |
0
Frutas, Sierra Maestra
FOTO Luis Carlos Palacios

Los productores de la Cooperativa de producción agropecuaria (CPA) Antonio Maceo, ubicada en la precordillera de la Sierra Maestra, en Guisa, centran sus esfuerzos por estos días, en la cosecha y atenciones culturales de las áreas sembradas de frutales.

Allí crecen las plantaciones de fruta bomba, coco, guayaba y mango, algunas en producción, como parte del programa nacional en la que están incluidas otras   100 cooperativas cubanas.

Según  Ángel Oliva Miranda, vicepresidente de la organización de base campesina, están avanzando en la explotación de las primeras 10 hectáreas, con el objetivo de cumplir la meta  para el 2015.

“Esa gestión, dijo, se enfoca en rescatar volúmenes productivos y terrenos, incorporándoles sistema de riego con  facilidades de créditos bancarios para potenciar el cultivo e incrementar los rendimientos agrícolas”.

Expresa que la acogida del programa ha sido amplia entre los asociados, tal y como lo demuestran los 33 incorporados, entre los que descuella Nelson Castillo García, quien destina sus cinco hectáreas a esta producción.

Castillo García asegura ser un enamorado de la agricultura, trabaja la tierra hace más de 30 años  y practica el policultivo, para aprovechar los espacios libres con otras siembras dentro de la plantación de frutas.

“Tengo sembrado frijoles, calabaza, maíz, ñame y pepino, no paso trabajo porque un hombre con un solo puesto, sentado durante ocho horas no puede aspirar a vivir bien”.

Vinculado al área de su finca, donde tiene la vivienda, es además el operador del tractor de la cooperativa y obtiene  ingresos mensuales que rebasan los dos mil pesos.

Reconoce las ventajas de estar acogido al programa de desarrollo de los frutales, lo que complementa el apoyo del padre, de 83 años, el hijo, amigos y vecinos.

Las frutas constituyen una de las fuentes fundamentales de suministro de vitaminas y minerales a las personas.

En Granma tiene amplio uso en la industria, en la elaboración de pulpa para compotas, helados, dulces, refrescos, mermelada; y en la producción de conservas.

Además,  se consumen directamente o por las familias en batidos, jugos y dulces caseros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .