Una mujer comprometida

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 3 septiembre, 2020 |
0
FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Desde su rol como especialista en el departamento de distribución de medicamentos e insumos médicos  en la Empresa Comercializadora y Distribuidora de Medicamentos (Emcomed) , Angela Damaris Espinosa Castillo, Especialista C en gestión comercial, vela porque las rutinas productivas del día se cumplan al pie de la letra.

Está consciente de que velar por cada detalle es la mejor forma de atajar a tiempo deslices y demoras que pueden costar la vida, teniendo en cuenta que Emcomed es la entidad encargada de almacenar, distribuir y comercializar medicamentos de producción nacional e importados, de forma mayorista a las entidades de Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéuticas, y a las entidades del sector de la salud.

Con una sonrisa desfía los amaneceres y enfrenta la frialdad de la noche si se requiere dar respuesta a alguna urgencia médica.

Ángela no tiene hora fija para el trabajo. Antes lógicamente se las veía más apretada con el horario porque sus dos hijos estaban pequeños, pero ahora que son adolescentes, es más fácil asumir las  responsabilidades a deshoras porque ellos la respaldan en casa.

“Me desempeño en mis ocho horas y las que hagan falta con tal de que la entidad cumpla el plan de ventas o si surge alguna urgencia hospitalaria.”

Su desprendimiento la hizo merecedora en 2019 de la condición de Vanguardia nacional y trabajadora destacada del primero y segundo semestre al cumplir los parámetros evaluativos del sindicato.

Son estos protagonismos  individuales los que día a día suman una gota en ese anchuroso mar que conforma la eficiencia, esos que hacen al hombre desprenderse incluso de parte de su salario para que la entidad sea capaz de aportar más de tres mil pesos de aporte a la Patria.

Si bien Emcomed cuenta con la condición de Distinguido nacional, no renuncia a su empeño de Vanguardia, aspiración que respaldan también un grupo de jóvenes que integran la unión de jóvenes comunistas en el centro.

“Un día de trabajo en Emcomed es muy activo. Todos los procesos se tienen que integrar, el área comercial viene siendo la columna vertebral de Emcomed, encaminada en el proceso de distribución de los medicamentos y que todo llegue a su hora a cada centro.

“Ante una urgencia médica se activa el puesto de mando, allí contamos con un personal  preparado para canalizar cualquier necesidad de medicamentos, y disponemos siempre de un chofer de guardia, si la solicitud parte de instalaciones hospitalarias de Manzanillo, lo canalizamos con Astro, con quienes tenemos contrato.

“Desde que llegamos en la mañana puntualizamos todo lo que debe ir hacia las unidades, siempre estamos comprometidos con la salud del pueblo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *