Una unidad que enamora

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 16 julio, 2021 |
0
FOTO/ Luis Carlos palacios Leyva

Osmin Sotomayor Alega, jefe de la fábrica de la panadería de Pilón, perteneciente a la Empresa Cubana del Pan, insiste permanentemente en destacar que el colectivo que dirige es  una gran familia, y lo es, porque solo así es posible entender tanta entrega, tanta creatividad, tanto desvelo.

Con el encargo de producir pan, galletas y dulces, la unidad, que ha incorporado múltiples producciones alternativas con encadenamiento con trabajadores por cuenta propia (mermeladas, tajadas de mango, turrones de coco, caramelos …) ha mantenido durante años un trabajo sólido y estable que le han asegurado estar en la cima de la emulación por el 26 de Julio, entre sus homólogas de la Cadena del pan en Granma.

Reconocida en el año 2019 como centro más eficiente y productivo del país, la productora se ha propuesto mantener ese desempeño, con absoluto apego a la calidad, a la iniciativa y a la optimización de recursos, tanto que a pesar de utilizar hoy extensores diversos en sus elaboraciones, estas cada vez tienen más aceptación entre quienes las consumen.

Con un colectivo joven, trabajadores con 39 años de edad como promedio, pero con altísimo sentido de pertenencia, la panadería pilonense lleva cada día hasta barrios y consejos populares elaboraciones  que hablan de voluntad en medio de una triste pandemia.

En el primer semestre del año, la unidad productora de marras cumplió todos sus indicadores, y como dice su jefe de planta, no pararon ni un solo día, porque además de harina de maíz, utilizaron calabaza, boniato y otros productos para optimizar la escasa harina de trigo, pero con un nivel de calidad óptimo.

Como plan, la unidad debe producir cinco surtidos diarios, pero los duplica, por lo cual, de 69,7 toneladas a concretar en el primer semestre, lograron hacer 71,1con ingresos superiores al millón de pesos.

Panes, galletas y otros surtidos cobran allí formas disímiles, una creatividad que estimula y enamora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *