Unicef aboga por fin de refugios infantiles en la región

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 marzo, 2017 |
0

cristina-percevalPanamá.- La directora de Unicef para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval, abogó hoy por el fin de los centros de acogida infantiles en la región, tras las trágicas muertes ocurridas en Guatemala.

‘Expresamos nuestra solidaridad con las víctimas, sus familias y el pueblo de Guatemala ante este lamentable hecho, al tiempo que nos sumamos al llamado urgente del Sistema de Naciones Unidas en Guatemala para asegurar los protocolos de protección de la infancia’, expresó la alta funcionaria.

En un comunicado emitido por la oficina regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), con sede esta capital, Perceval aseguró que el Estado guatemalteco cumplirá con su obligación de investigar los hechos, identificar a los responsables y reparar a las víctimas.

De igual forma, llamó a la creación urgente de un sistema nacional de protección de la niñez y un ente rector, en el cual prime el interés superior del niño, en virtud de las recomendaciones realizadas por el Comité de los Derechos del Niño y con el apoyo de la oficina de Unicef en el país.

Recordó que cerca de 240 mil niños, niñas y adolescentes aún viven en instituciones en América Latina y el Caribe, por lo que pidió a todos los gobiernos de la región, signatarios de la Convención sobre los Derechos del Niño, poner fin a la institucionalización sistemática.

Precisó que de acuerdo con esta normativa y las directrices de Naciones Unidas sobre las Modalidades Alternativas de Cuidado de los Niños, los centros de acogida deben ser el último recurso, una medida temporal y siempre por el menor tiempo posible.

‘Los niños y niñas tienen derecho a crecer en el seno familiar y a contar con el apoyo del Estado para que las familias puedan cumplir con sus responsabilidades. El encierro de niños, niñas y adolescentes para su protección es inadmisible’, aseveró.

Al menos 34 niñas murieron el miércoles último, y una veintena de ellas permanecen en estado crítico, como consecuencia del incendio registrado en el estatal refugio Virgen de la Asunción, en Guatemala.

Según reportes de prensa, más de 600 niñas y adolescentes entre cero y 18 años víctimas de violencia física, psicológica, adopciones irregulares, trata y explotación sexual, laboral y económica, discapacidad leve, abandono y adictas viven en este hogar bajo la tutela de la secretaría de Bienestar Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *