Unidad productora Andrés Cuevas, donde la caña es protagonista

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 2 agosto, 2017 |
10
Rigoberto Pérez FOTO/ Ismael González

En la unidad básica de producción agropecuaria Andrés Cuevas, ubicada en Barrancas, y tributaria de caña al central bayamés Arquímides Colina,  están acostumbrados a hacerle las cosas bien a la caña, en  una cooperativa ampliamente diversificada que cuenta incluso con aportes científico-técnicos como su cultivadora multipropósito.

Rigoberto  Pérez Lorente y Mario Saborit Solano, han sido, y son, pilares  de esa base productiva bayamesa;  por eso pueden hablar con conocimiento de causa sobre la importancia de la labor  de los técnicos en la producción de la gramínea.

El primer día de campo, devenido también día del técnico  desde que tenemos noticias   hace ya unas tres  décadas ,  fue  presidido por los compañeros del Grupo de extensión y servicio Agrícola  (Gesa) de Granma, y  se realizó en los cañaverales de la UBPC  Andrés Cuevas y hasta para un novato las explicaciones eran tan  potables que  cualquiera salía convocado por   la caña y  su cultivo.

Es que en esa base productiva llevan al pie de la letra el concepto de Revolución,  en especial No mentir jamás, ni en la labor técnica,  ni  en sus resultados.

Pérez Lorente  aboga desde cualquier tribuna para que se exploten del modo más conveniente los sistemas de riego y añade que hoy se hace una labor muy fuerte  para el incremento de las áreas cañeras;  pero que hay que prestar la máxima atención a la caña  de que hoy dispone la Empresa Azucarera Granma para que no bajen los rendimientos, o sea:  trabajar concientemente en lo extensivo, sin descuidar para nada lo intensivo y  subraya algo que es casi un dogma en la producción de la gramínea en su cooperativa y dondequiera que hay buen rendimiento agrícola :  “A la caña hay que hacerle a tiempo lo que necesita”.

El técnico azucarero, y en este caso el cañero, deben ejecutar cotidianamente su labor  insistiendo en lo correcto siempre. Sin los técnicos no hay desarrollo cañero. El país afronta grandes dificultades económicas, por lo que precisa aprovechar los recursos al máximo y entre ellos el más valioso: su capital humano, sostiene Pérez Lorente.

Mario Saborit FOTO/ Ismael González

Mario Saborit Solano, de la  propia UBPC Andrés Cuevas expresa que para dar respuesta a los lineamientos  de la política económica  y social  del Partido y de la Revolución, hace falta capital humano con sentido de pertenencia y experiencia,  con  conocimientos para lograr los objetivos, pero urge  eliminar los esquematismos, hace falta exigencia, los técnicos azucareros  no pueden soslayar el buscarse  problemas si desean  hacer avanzar  al sector.

Agrega Saborit Solano que contar con nuevas tecnologías, pero sin  respetar la estrategia de zafra y luego   hacerlo  todo a última hora,  conspira con la obtención de buenos resultados, lo cual  es extensivo a  la preparación de tierras.

“Hay problemas también con la  llegada  tardía  de los recursos a las unidades, a pesar de que se pasan tiempo en almacenes a veces y esto afecta los resultados, porque a la caña hay que hacerle lo que demanda en cada momento”, expresa.

Estos dos hombres ponen en práctica,  a pie de surco, las enseñanzas legadas por el sabio cubano don Álvaro Reynoso, hace más de 150 años,  pero transferidas  al contexto actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Quien visita esta unidad de la Empresa Azucarera Granma puede constatar sus resultados. sus directivos y trabajadores saben como obtener resultados superiores y lo están haciendo

  2. Que esta UBPC sirva de ejemplo en la celebración del día del técnico para cada unidad productora de caña, analizando los problemas y brindando capacitación al pie del surco.

  3. Muy importante la celebración del día del técnico en cada unidad productora de caña, lo cual permite analizar los problemas en la base y buscarle solución

  4. Nadie habla bien de lo que no conoce, dijo Martí, eso se corrobora aquí, la preparación de los trabajadores en cuanto a las labores culturales a la dulce , es impcindible.

  5. Muy buen ejemplo de trabajadores cabe señalar que sin el técnico azucarero, y en este caso el cañero, deben ejecutar cotidianamente su labor insistiendo en lo correcto siempre. Sin los técnicos no hay desarrollo cañero.

  6. Una Cooperativa diversificada, con aportes cientifico y calidad en el trabajo y con la aplicacion de nuevas tecnologias como dicen:……….. A la caña hay que hacerle a tiempo lo que necesita”.