El uruguayo que revolucionó la radio cubana

JORGE IBARRA ZABALETA ES EL CREADOR DE LA RECONOCIDA FRASE SONIDO PARA VER; DEL REFERIDO LOCUTOR Y REPORTERO, HABLAMOS EN ESTE ESPACIO
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 20 mayo, 2021 |
0

Foto Cortesía de Joaquin BorreroCorrían los primeros años de la década de los 80 del siglo pasado, etapa en que la radio manzanillera marcaba diferencias entre sus homólogas territoriales. En una de esas noches, el locutor que realizaba el programa de turno hizo al colectivo una propuesta para dejar el espacio:

-¿Por qué si el espacio se llama Por los pueblos de Latinoamérica, no lo asume ese uruguayo, que a veces viene por aquí?

Jorge Ibarra Zabaleta nació en Paisandu, Uruguay: allí trabajó en una emisora, había recién llegado a la Ciudad del Golfo, se desempeñaba como entrenador  de  fútbol  en  la  Escuela  Pedagógica  Rubén  Bravo  Álvarez  y visitaba la emisora para dejar notas deportivas.

FELIZ DECISIÓN

La  justificación  para  su  entrada  al  medio  fue  contundente  para  la dirección del centro, precisó el recién fallecido periodista Benito Joaquín Milanés:

“Si fue Tupamaro, es revolucionario; si es revolucionario, es amigo de Cuba”.

NUEVA VOZ EN EL ÉTER

Pronto asumió una función informativa diferente, que lo llevó al Gran premio en un festival de la radio cubana, con su feriada forma de conducir y promocionar el espacio:

“El  secundario  corre  al  minutero,  el  minutero  corre  al  horario  y  se corrieron los primeros 60 minutos de la revista Radar mil 590, desde Radio Granma, la moderna y revolucionaria imagen del sonido”.

OPINIONES

Joaquín Borrero Bring, comentarista deportivo jubilado:

“Jorge era muy creativo, tenía el don de la comunicación, apuntaló en mí la responsabilidad ante el trabajo, exigencia que anteriormente  había sembrado mi padre, podíamos trasnochar, pero jamás faltar al compromiso diario.

“En ese tiempo, la emisora contaba con muchas personas talentosas: José Luis García Barbán, Pedro Vera Portales, Rolando de la Cruz Gacel, Ernesto Martínez Robles… y felizmente se sumó a ese grupo.

“Siempre estaba de buen humor, inquieto, conversador,  hacía de todo: escribía, conducía, seleccionaba la música, narraba…

“Como hombre al fin, dejó su impronta en relación amorosa con una pinareña  de la que  nació el joven  músico Yoyo Ibarra, y  aportó, desde Manzanillo,  la  reconocida  frase  Sonido  para  ver,  distintivo  de  la  radio nacional”.

Manuel Olivera Álvarez, pintor:

“Ibarra  fue  un  excelente  retratista  y  diseñador  gráfico,  acreedor  de premios en el cartel anunciador del carnaval manzanillero, asiduo colaborador del semanario Palante, cuyas caricaturas firmaba con el seudónimo de Zaba, abreviatura de su apellido materno.

“Me impresionó mucho el retrato que hizo a Vladimir Ilich Lenin, obra de una naturalidad asombrosa, le apasionaban la pintura, la Historia del Arte y tenía grandes dotes pedagógicos. Era un privilegio ser su amigo”.

PROPUESTA INESPERADA

Por  las  condiciones  personales  y  artísticas,  la  dirección  del  ICRT  le propuso como destino La Habana, aceptó y el 2 julio de 1984 fundó la revista informativa  Haciendo radio, que le permitió sentir como suya la problemática social de nuestro país.

EN VIVO

Refieren algunos colegas de Radio Rebelde que una madrugada anunció que  Haciendo  radio  contactaría  con  el  Pentágono  para  formular  una importante  pregunta  a  funcionarios  norteamericanos,  promoción  que reiteraba frecuentemente, mientras la audiencia permanecía ansiosa por escuchar la noticia.

Casi a punto de despedir el espacio pasó los micrófonos a la también locutora  Gretchen  Galindo,  quien  hablando  en  inglés  y  traduciendo  al mismo tiempo al español dijo a su interlocutor norteamericano:

-Somos de Radio Rebelde, La Habana, Cuba, ¿por qué el Gobierno de los Estados Unidos tiene bloqueada a Cuba?

De inmediato colgaron el teléfono y Jorge Ibarra, con su fino humor, les comentó a sus oyentes:

-¿Escucharon?, ¡ni una sola palabra!… y después dicen que en ese país hay libertad de prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *