Vaticinan cañeros que septiembre será un mes victorioso

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 29 agosto, 2017 |
10
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Aún cuando los industriales del azúcar afirman que la  certificación de las reparaciones  en los ingenios marcha bien,  según lo previsto, tanto los agrocañeros como los  propios técnicos fabriles  reconocen que la siembra de caña es  “la que va más hacia  adelante”.

Ciertamente los agricultores cañeros granmenses continúan decididos a cumplir  el plan de siembra a fines de septiembre como se comprometieron las direcciones de caña de Río Cauto, Bayamo, Bartolomé Masó, Campechuela y Niquero e incluso  la Dirección de la Empresa azucarera lo da por hecho.

De ese modo la instancia granmense de Azcuba se adelantaría en algo más de dos meses a la fecha para cubrir completamente la  superficie de más de ocho mil hectáreas,   antes  de que termine el año 2017.

Hasta la fecha  la unidad empresarial de base de atención a productores con mejor ritmo de siembra  es la de Bartolomé Masó por lo que ha subido  considerablemente  la parada con bastantes   áreas cubiertas y posibilidades de recuperarse aún más;  tan así es que puede cumplir a finales de septiembre o inicios de octubre.

Pero las bases productivas de Roberto Ramírez y Enidio Díaz Machado son las  más adelantadas  y deben cubrir sus compromisos al  cierre del presente mes de agosto, con lo que se convertirían en las primeras del país en honrar sus respectivos compromisos con la siembra.

Esto es solo un vaticinio pero fundado en sólidas bases.
En cambio la más atrasada  es la riocautense Grito de Yara, por el amplísimo plan previsto  que sobrepasa las dos mil  900 hectáreas a sembrar y porque se ha empantanado  con un poco de lluvia  que ha entorpecido la preparación de tierra y la propia labranza, pero ya les faltan a sus agrocañeros menos  de 700 hectáreas por  cubrir, o sea la meta es alcanzable.

Las unidades de atención a productores de  Bartolomé Masó y la riocautense Grito  de Yara estuvieron afectadas por la escasez de semillas, pero como indicaban los pronósticos la situación comienza a revertirse, sobre todo en la unidad cercana a la Sierra Maestra.

Sirve además para el adelanto en ambas unidades  el empleo efectivo de la variedad Canal Point, muy azucarera;  el resto de las unidades de Granma  transita con sus altibajos  causados en unos casos por ser áreas de secano y en otros por exceso de humedad, pero  marchan de acuerdo con los planes previstos hasta la fecha y con respecto a lo   planificado para todo 2017.

Por tanto las cañicultores granmenses pueden  cumplir la siembra de la gramínea en el noveno mes del año, gracias al adelanto logrado en la etapa  de primavera y en especial en esta parte de la campaña  por el progreso que llevan las unidades ribereñas  de Niquero y Campechuela y el empuje demostrado por el resto.

El pronóstico es que septiembre  sea un mes victorioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. El cumplimiento de las venideras zafras depende en gran medida de la siembra de la caña, es la garantía para contar con la materia prima necesaria para la próxima contienda azucarera

  2. El cumplimiento del plan de siembra de esta etapa de frío le permitirá a los productores granmenses contar con la materia prima necesaria para próximas zafras.

  3. La siembra de caña es la garantía del cumplimiento de las venideras zafras, muy bien por los granmenses especialmente los trabajadores de Bartolomé Masó,

  4. Sembrar mucho pero con calidad para obtener al buena azucar con buenos rendimientos y bajos costos es lo que el pais necesita ahoar que los precios de la azucar siguen elevandise ene l mercado internacional , no tenemos petroleo pero tenemos azucar y más ,