¿Vendrá otro huracán?

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 10 diciembre, 2018 |
0

Aunque muchos no lo vean, hay ajetreo en torno a la pelota. Es verdad que el estadio está apagado después de la exclusión de Granma en la Serie nacional,  pero, poco a poco, ganan intensidad los preparativos para el torneo provincial, que arrancará el domingo 13 de enero.

Dentro de unos días, del 17 al 22 de este mes, tendrá lugar el seminario con los árbitros, anotadores y directores  participantes en la liza, que de nuevo estará dividida en dos zonas: Cauto y Guacanayabo.

Este primer paso es importantísimo para un campeonato que ahora, por fortuna, tendrá 36 juegos para cada equipo. Con 18 partidos -como sucedió este año- resulta difícil desarrollar a los jugadores.

No menos trascendental será la confección de logotipos para los conjuntos. Rafael Álvarez Heredia, integrante de la comisión provincial de béisbol, explicó que ya se trabaja para concretar esa “marca” que identifique cada elenco.

Asimismo, habló de la existencia de bates y pelotas que “afirmen” la serie. A veces la carencia de estos implementos ha golpeado fuerte.

Al igual que en pasadas ediciones, la preselección de la categoría Sub 23,  será incluida en la llave del Cauto hasta terminar la etapa regular, que se extenderá hasta el 9 de marzo.

Sus integrantes no tendrán la posibilidad de estar en los play off, previstos del 13 al 19 de marzo, mas ese fogueo les hará bien a estos jóvenes, deseosos de superar el cuarto lugar de 2018.

Hablando de la postemporada, los ocupantes del primer lugar de cada zona asegurarán discutir el cetro en una serie de cinco juegos. Los segundos en la tabla, por cada división, rivalizarán por el tercer puesto, en un duelo de tres choques.

El Juego de las estrellas y sus actividades colaterales se celebrarán los días 9 y 10 de febrero.

Mientras se alista el calendario competitivo con la pretensión de que este primer viento devenga huracán para la próxima Serie nacional, los muchachos de la categoría juvenil siguen empeñados en clasificar entre las  seis primeras escuadras.

Hasta ahora van logrando el objetivo pues tienen siete victorias y siete derrotas; marchan  segundos en la zona D y dentro del círculo de potenciales finalistas.

Y por último, uno de esta categoría, el prometedor bayamés Guillermo García García, estará en el tope de cinco partidos contra Japón, planificado del 17 al 21 de diciembre en la capital cubana.

Él fue de los mejores en el equipo que lidió en el campeonato panamericano, concluido el día 2 en Panamá. Bateó 333 (seis inatrapables en 18 turnos), impulsó cuatro, anotó igual cifra, pegó dos dobles y el único jonrón de la selección nacional, que lamentablemente no anduvo bien.

¿Vendrá a nuestras calles ese otro tipo de huracán, tan deseado por los fanáticos, después de la serie provincial? ¿Llegarán los juveniles a la gran final? ¿Será este otro Guille un portento de la pelota granmense? El tiempo hablará pronto sobre estos tres temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *