Vía láctea vs Coronavirus (+fotos)

La Covid-19 sirvió de catalizador para organizar  las producciones de la industria láctea y acelerar otras en fase experimental en aras de diversificar las ofertas al pueblo
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 7 mayo, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

La vida corría a su ritmo, a su tiempo. Nadie vislumbraba que una bomba de virus estallaría sobre el globo, sumergiéndonos en un confinamiento sin límites previsibles y en el mayor de nuestros retos:subsistir. El modo de actuar de muchos giró 360 grados, entre ellos la Empresa de productos lácteos Bayamo (Granlac), que con los trabajadores imprescindibles continuó su ciclo productivo.

Hasta el cierre de marzo la empresa tuvo 435 toneladas de sobrecumplimiento, destacándoselos renglones helado, leche fresca, yogur de soya y natural, miragurty suero saborizado.

FOTO/Captura de pantalla

“Para satisfacción nuestra cerramos un trimestre sobrecumpliendolos planes en medio de situaciones tensas y complicadas con el suministro de leche y la carencia de ciertas materias primas”, explicó Luis Rafael Virelles Barreda, su director.

Después de dos meses y medio sin producir queso en la planta Bayamo se reanudó la producción

Publicado por Luis Carlos Palacios Leyva en Miércoles, 15 de abril de 2020

“Los trabajadores se han sabido crecer y hacer un buen uso de las materias primas que disponemos para asegurar la canasta básica, los destinos a los mercados ideales, cuyos surtidos se han reordenado a raíz de las últimas medidas producto delaCovid-19”, añade Virelles Barreda.

Granlac se mantiene produciendo los mismos productos que en la etapa tradicional, y mantiene activas sus seis unidades empresariales de base, cuatro en Bayamo, una en Manzanillo y otra en Media Luna.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

“Antes producir miragurty leche de soya saborizada era más opcional, pero ante la pandemia se han intensificado, por ejemplo, de miragurtal cierre de marzo debíamos hacer 46 toneladas, y ante la voluntad de incrementar la producción de alimentos al pueblo, ejecutamos 90”, explicó Virelles Barreda.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

“Las producciones destinadas al paseo de General García, se dirigieron hacia los mercados El Dulpan, Siboney, Rosa La Bayamesa, Luis Ramírez López, Jesús Menéndez, El Polígono, por citar algunos.

Entre estas figuran cereal de arroz fortificado, harina lacteada y otros ensobrados; la crema bombón en menor escala,  y el helado, deprimido por falta de leche.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

El miragurtlo hacían con destino a los mercados ideal y algunos organismos; hoy se extiende a casi todos los municipios de la provincia.

También ha resultado efectiva la creación de puntos de venta conjuntamente con comercio para el expendio de  yogur de soya,producto que se acerca cada vez más al barrio, por ejemplo, en Bayamo, ya se extiende a zonas de la periferia como Molino Rojo, El Almirante, Entronque de Bueycito, Barranca y El Dátil.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

SEGMENTOS VULNERABLES

Granlac asume el reto de reforzar la alimentación de las personas mayores de 65 años con productos de alto valor proteico y nutricional a quienes ha destinado yogur de soya, leche de soya saborizada con sabor a chocolate; suero lácteo saborizado y el miragurt.

La Hacienda, El Alba y Media Luna son las que mayor peso tienen en estas producciones destinadas a este segmento poblacional más vulnerable.

Continúa el fomento del Bebelac, una fórmula infantil con hierro para lactantes y el Geslac, para embarazadas bajo peso o con anemia; una harina lacteada para las dietas de la Retrovirosis, natilla para el sistema de comedores de atención a la familia, y yogur natural para dietas.

ESFUERZO EXTRA

Granlac, una de las más diversificadas del país, con más de 40 surtidos, ultima detalles para sacar al mercado dos nuevos productos: el batido de pulpa de fruta, una creación del lácteo de Pinar del Río que se acogió con celeridad para ofrecer un nuevo alimento a la población, y el dulce de leche de soya.

“El batido de pulpa de fruta lleva suero lácteo, maicena y pulpa natural. Ya se han hecho dos producciones con buena aceptación. En estos momentos se gestiona el suministro de pulpa de mango para incrementarla”, reseñó el directivo.

Hoy como respaldo a la lucha contra la Pandemia destina a los centros de aislamiento leche, crema untable, miragur, yogur y leche de soya, entre otros.

Este mes de mayo, anticipó el directivo, algunas producciones se verán afectadas por el déficit de leche. En lo que va de año se ha dejado de entregar a la industria un poco más de un millón de litros de leche de vaca, que si se hubieran destinado a la elaboración de queso hubieran representado unas 100 toneladas.

Por otro lado, ejecutan acciones de mantenimiento La Hacienda y Helado, lo cual impactará en la vitalidad de algunos renglones.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Entre las perspectivas de Granlacestá generalizar la venta a granel de yogur de soya ante la carencia de nailon para envasar y potenciar los derivados del suero lácteo y la soya, que no cojan otros destinos que no sea el alimento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *