Viñales podría convertirse en el primer Geoparque de Cuba

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 agosto, 2017 |
0
Pinar del Río, Cuba, – Famoso por sus mogotes y vistas campestres, Viñales podría convertirse en el primer escenario cubano distinguido con el título de Geoparque Mundial, lauro que añadiría atractivos a la pintoresca localidad, comentaron hoy expertos.

Tal reconocimiento realzaría la diversidad geomorfológica de la zona, donde asoman curiosas formaciones montañosas consideradas entre las más antiguas de Cuba, declaró a Prensa Latina el director del Parque Nacional radicado en ese paraje, Mario Alberto Sánchez.

Un equipo de estudiosos elabora actualmente el expediente o documentación requerida para argumentar la propuesta, respaldada por instituciones como el Ministerio de Energía y Minas, añadió.

El título de Geoparque Mundial es otorgado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Junto a sus mogotes o elevaciones de cimas redondeadas, Viñales posee abundantes cuevas donde es posible encontrar rastros de comunidades aborígenes como obras de arte rupestre y valiosos yacimientos paleontológicos, en algunos casos muy bien conservados.

Entre las más prominentes figuran la gran caverna de Santo Tomás, recorrida cada año por miles de turistas foráneos y cuyas galerías están distribuidas en siete niveles, explicó el especialista.

La demarcación -recordó- atesora evidencias del impacto del meteorito que según teorías científicas pudo causar la extinción de los dinosaurios.

Viñales es conocido, además, por sus fósiles de ammonites, llamados quesos por los lugareños debido al parecido entre ambos.

Aquí hallaron asimismo restos de peces y reptiles que habitaron la tierra en el período jurásico, subrayó.

La red mundial de Geoparques coordinada por la Unesco abarca más de 100 escenarios en 35 países.

En 1999 el valle de Viñales y el poblado que lo circunda fueron declarados Paisaje Cultural de la Humanidad por la armonía hombre-naturaleza y la preservación de antiguas tradiciones tanto agrarias como artísticas.

Las vistas de sus viejos mogotes contrastan con las parcelas aradas donde los campesinos siembran y recolectan el tabaco con técnicas heredadas de sus antepasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *