Vivió jornada de emociones el Papa Francisco

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 21 septiembre, 2015 |
0

El Papa en CubaLa Habana-. Una jornada cargada de muchas emociones vivió hoy el Papa Francisco, cuando al oficiar una misa en la Plaza de la Revolución José Martí recibió todo el cariño y respeto del pueblo, y poco después visitara al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

Ni el sol o el calor abrazador opacó el entusiasmo con el que decenas de miles de cubanos y nacidos en otras tierras asistieron este domingo, desde horas tempranas, a la emblemática plaza habanera, para escuchar sus palabras o saludarlo en su trayecto desde la sede de la Nunciatura Apostólica.

En primera fila de esta misa, la primera de las tres que oficiará durante su estancia en la Isla hasta el martes 22, estuvieron atentos, a sus prédicas y oraciones, los Presidentes de Cuba y de Argentina, General de Ejército Raúl Castro y Cristina Fernández de Kirchner, respectivamente, y Lorena Castillo, primera dama de Panamá, entre otras personalidades.
Al pedirles a los cubanos que cuiden y sirvan a los hermanos más frágiles, recomendó no descuidar la atención de los más necesitados, si bien reconoció que este pueblo “sabe estar con los brazos abiertos y marcha con esperanza porque su vocación es de grandeza\”.
“Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás”,  dejó claro el Papa Francisco en sus palabras.

Durante la liturgia, en nombre del pueblo cubano, de los católicos y otros creyentes o no, el Cardenal Jaime Ortega Alamino, Arzobispo de La Habana, le agradeció su estancia en esta tierra y por “haber sembrado, con su Pontificado, inquietudes buenas y necesarias en nuestras conciencias, tan adormecidas y acostumbradas a la mediocridad”.

Posteriormente se produjo la visita del Jefe de la Iglesia Católica a Fidel Castro, un encuentro  muy familiar, informal, de unos 40 minutos, en el que ambas personalidades conversaron sobre problemáticas del mundo en la actualidad, según dijo el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, en un intercambio con la prensa acreditada para la ocasión.
Una visita de cortesía a Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el Palacio de la Revolución, constituyó otro momento singular, en el que el Papa Francisco y el mandatario cubano dialogaron sobre el buen estado y favorable desarrollo de las relaciones bilaterales entre Cuba y la Santa Sede, que este año arribaron al aniversario 80 de vínculos ininterrumpidos.

Asimismo el Sumo Pontífice estuvo por unos minutos en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San Ignacio de Loyola, conocida como Iglesia de Reina, durante su recorrido desde el Palacio de la Revolución hasta la Catedral de La Habana, donde intervino en la llamada Plegaria de las Vísperas junto a sacerdotes, seminaristas y feligreses.

Allí, como un padre que aconseja a sus hijos, reflexionó sobre la pobreza y la misericordia, compartió con los presentes sus ideas en torno al  “espíritu de pobreza y despojo, de dejarlo todo para seguir a Jesús”.

Por último, bien cerca de ese emblemático recinto de la Habana Vieja, en el Centro Cultural Félix Varela, antigua sede del Seminario San Carlos y San Ambrosio, habló bajo la lluvia  a cientos de jóvenes que lo esperaban allí desde horas antes.

El Papa Francisco les pidió desarrollar la capacidad de soñar, de fomentar la amistad social, la esperanza, de trabajar por el bien de todos, de promover la cultura del encuentro pese a que no todos piensen igual, sin dejar de tener presente los reclamos de la patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .