Yulenmis a un examen difícil

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 16 agosto, 2016 |
0
FOTO / Internet

El reto más exigente de su aún joven carrera deportiva asumirá en la noche de hoy la jabalinista Yulenmis Aguilar Martínez, durante la fase de clasificación de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, cuyo torneo de atletismo transcurre en el Estadio Joao Havelange.

Con apenas 20 años cumplidos, el último 3 de agosto, la oriunda de la comunidad rural de El Horno, en Bayamo, capital de la provincia de Granma, aseguró su participación en la Ciudad Maravillosa al ganar el Panamericano juvenil de Edmonton, en el 2015, con récord mundial para la categoría de 63.86 metros.

Aguilar se perfila como la principal exponente cubana de la especialidad para el próximo ciclo olímpico, aunque ahora en la urbe brasileña intentará acercarse a su marca personal y luchar por un puesto entre las 12 finalistas.

De hecho, acceder a la discusión de medallas será una tarea titánica, pues desde el mismo inicio de los dos grupos clasificatorios enfrentará a rivales con amplia experiencia en los escenarios internacionales y con serias pretensiones de subir al podio.

Entre esas jerarcas, sobresale la checa Barbora Spotakova, vigente recordista mundial (72.28) y monarca en las dos últimas citas bajo los cinco aros (Beijing ‘08 y Londres ‘12), luego del triunfo de la cubana Osleydis Menéndez en Atenas ’04, aunque finalizó novena en el Mundial de Beijing ’15.

En una temporada discreta para la jabalina femenina, Spotakova encabeza el ranking con registro de 66.87 m, y a continuación aparece la joven alemana Chirting Hussong, cuyo envío de 66.41 constituye, además, marca personal; en la misma situación se encuentra la bielorrusa Tatiana Khaladovich (66.34), tercera en el ordenamiento.

Lo más notable en la trayectoria de Hussong es el sexto lugar de la cita del orbe del año pasado, mientras Khaladovich no muestra nada sobresaliente.

Del cuarto al séptimo se ubican, en ese orden, Madara Palameika (65.68), de Lituania; Linda Stahl (65.25), de Alemania; Sunette Vil Joen (65.14), de Sudáfrica; y la también alemana Christina Obergfoll (64.96).

Precisamente, en ese cuarteto de contendientes descuella Obergfoll, escolta de Barbora en Londres y bronce cuatro años antes en la capital del Gigante asiático, y la de mejor marca personal después de la doble monarca olímpica, con 70.20 m, conseguido en el 2007.

Además, en el extenso palmarés de Christina se halla el titulo en el Mundial de Moscú ’13 y los segundos lugares de Osaka ’07 y Helsinki ’05 (aquí ganó Menéndez con récord mundial).

Su coterránea Linda Stahl y la sudafricana Vil Joen también se colocan entre las favoritas a medallas; Stahl, cuyo registro histórico de 67.32 m data del 2014, completó el podio en Londres ’12, al ubicarse tercera, por detrás de Spotakova y Obergfoll.

Vil Joen, por su parte, con 69.35 m de marca personal, exhibe un palmarés más discreto, pero terminó tercera en los Mundiales de Beijing y Daegu ’11, además de ubicarse sexta en Moscú ’13 y agenciarse el cuarto escaño en la cita olímpica de Londres.

Ese es el panorama que encontrará la veinteañera bayamesa en la ciudad carioca, donde disfruta de un privilegio al que no todos tienen acceso, aunque sus mejores resultados están por llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *