Zika sin visa

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 20 febrero, 2016 |
0

zika-1

La Habana.-Las peores conjeturas se confirmaron cuando un reciente reporte aparecido en el New England Jounal of Medicine presentó nuevas evidencias sobre la relación entre el virus del zika y el incremento de defectos en neonatos.

A inicios del año la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguraba que el mal llegaría a toda la región, y si en aquel momento rogábamos por un equívoco hoy nos resignamos al pronóstico.

Autoridades de salud venezolanas mantienen vigilancia sobre más de 450 casos sospechosos en el occidental estado de Zulia, fronterizo con Colombia, cifra que incluye unas 25 embarazadas.

Bogotá contabiliza más de cien mil contagiados por el zika de acuerdo con reportes oficiales, ante lo que hoy el Ministerio de Salud recomendó posponer por seis meses los embarazos.

El virus no sólo atenta contra la vida, sino que modifica la que pudiera llegar: un estudio reciente lo aisló en líquido amniótico reforzando la teoría de que es el causante de la microcefalia, si bien entidades de Naciones Unidas mantienen cautela ante tales afirmaciones.

Amén de que en Colombia más de tres mil pacientes están embarazadas según informes del Instituto Nacional de Salud, Brasil es la verdadera olla de presión del momento.

Miles de mujeres en estado de gestación, esperan a dar a luz para saber qué discapacidad presentarán sus hijos, pues en dependencia de la zona del cerebro atacada habrá trastornos del habla, la visión, las habilidades motoras o intelectuales.

Por otro lado, esta semana la Secretaría de Salud de México informó que los casos en el país superan los 60, y están dispersos por varios estados, y en Centroamérica el panorama es igualmente desalentador.

La situación pudiera generar una reunión del otro SICA (Sistema de la Integración Centro), para poner sobre la mesa estrategias conjuntas en el enfrentamiento a la enfermedad, pero ninguna de las capitales del área se pronuncia en ese sentido hasta el momento.

Un diario guatemalteco aseguraba que para los trabajadores de la salud que combaten el zika la amenaza más inmediata no es el Aedes aegypti que transmite el virus, sino la inseguridad ciudadana a causa de pandillas que controlan vecindarios y dificultan el acceso de los fumigadores.

Al no existir una vacuna capaz de erradicar la enfermedad, evitar los criaderos del mosquito es, según especialistas, la única herramienta para minimizar impactos.
Los tanques pensantes del Banco Mundial calcularon que unos 3 500 millones de dólares costaría la guerra de Latinoamérica contra el virus.

Entres las cuentas que sacó el organismo internacional a mediados de febrero, Argentina tendría que desembolsar 229 millones de dólares, Brasil 310 y República Dominicana 318; además, las consecuencias a mediano plazo no se harían esperar en sectores que apuntalan las economías como la industria turística.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó del peligro que significa donar sangre en países donde el virus es endémico, e instó a los donantes de regiones sin riesgo a que se abstengan de realizar transfusiones durante 28 días tras haber viajado a un país con presencia de zika.

Incluso, la entidad recomendaba a las personas que retornasen de zonas donde hay transmisión que adopten prácticas sexuales seguras o consideren la abstinencia por un periodo de, al menos, cuatro semanas.

Marcos Espinal, al frente del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Análisis de Salud de la OPS, subrayaba en una reciente entrevista que el mal pondrá bandera en todos los países latinoamericanos y quizás al sur de Estados Unidos.

El clima gélido tanto en el extremo sur como en el norte del hemisferio detendrá el avance.
No obstante, Barack Obama acude al Congreso con la esperanza de que depositen unos mil 800 millones de dólares para un fondo de urgencia de lucha contra el zika, y 200 millones con el fin de desarrollar una vacuna.

Pero eso no es todo: el Comité Olímpico norteamericano aconsejó a sus federaciones deportivas que no deberían viajar a Brasil para los Juegos, “si no se sienten cómodos yendo”, a propósito de las implicaciones del virus para mujeres que esperan hijos.

Por su parte, Brasilia afirmó que el riesgo de contagio es poco probable en agosto, mes en que se desarrollará la fiesta deportiva global, y ratificó la celebración del evento frente a las noticias amén de las decisiones que pudieran tomar los competidores estadounidenses.

Un artículo del diario mexicano La Jornada asegura que América Latina es la región más afectada, con la excepción notable de Cuba, que cuenta con amplia experiencia en el combate al dengue.
*El autor es periodista de la redacción de Ciencia y técnica de Prensa Latina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *