Zona norte de Bayamo: El rostro de la nueva vida

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 8 diciembre, 2018 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

A Siboney, ese reparto que con otros comparte el norte de Bayamo, solo le queda de su nacimiento una referencia aborigen también en su actual nombre.

Quienes, como Enriqueta Cristina Fonseca Espinosa, han vivido en el tantos años, 78 ella, no dejan de reconocerlo así por estos días, y de comparar la vieja y actual apariencia de la comunidad, a propósito de las nuevas mejoras que recibe, como parte del programa de renovación de esa parte de la Ciudad Monumento Nacional.

Este era el barrio Los indios, recuerda, con predominio de bohíos de tablas y de guano, y su calle principal, la hoy Avenida Jimmy Hirzel, no era más que un terraplén, conocido por todos como el Camino de Jabaco, de tierra mal acomodada, aun cuando ya funcionada aquí la industria láctea, fábrica creada con capitales extranjeros, de accionistas millonarios, dueños de propiedades en el mundo entero y que procedían de la compañía Anglo-Suiza La Nestlé.

“Esto no empezó a cambiar hasta después del triunfo de la Revolución, que intervino la industria, y también fue nacionalizándonos la vida”, comenta Queta, como abreviadamente todos la llaman.

“Tal vez nos parezca poco lo que se ha hecho y se sigue haciendo, pero hay que mirar para atrás y recordar cómo era esto antes y cómo es ahora.  En aquellos tiempos solo había por todo esto dos televisores, y teléfonos nada más tenían los dueños de la fábrica, incluso, en los primeros años de Revolución, para hacer llamadas, íbamos hasta el correo central donde estaban habilitados unos gabinetes, hasta que unos años después surgieron los centros agentes.

“Ahora por aquí a la mayoría de las casas les han puesto teléfono fijo, fíjese como va cambiando la vida”.

CONSTANTE AJETREO

Queta rememora, mientras mira el constante ajetreo que desde hace meses vive su zona, dado un programa transformador que no solo ha ampliado las comunicaciones, sino también mejora el abasto de agua potable, y procura cambiar la fisonomía de cuanto objetivo económico y social encuentra a su paso, todo por hacerle más placentera la vida a la gente.

Muy cerca de la vivienda de Queta, y desde bien temprano en la mañana, varios hombres reparan aceras, colocan registros, y otros, mandarria en mano, desnudan las paredes de la cafetería El Astral, que una vez remodelada tendrá tres servicios.

En el horario de la mañana funcionará como cafetería, y se mantendrá como fonda en el mediodía y por las tardes, porque como asegura su administradora Leydis Leyva Sánchez, es una oferta de amplia demanda, con registro de ventas promedio de 600 raciones diarias que los comensales llevan a casa en cazuelas.

Mabel Aliaga Salazar, subdirectora de aseguramiento de la empresa de gastronomía de Bayamo, quien controla las labores de rehabilitación, comenta que en las noches la unidad funcionará además como restaurante, y que muy cerca de allí también se transforma totalmente el comedor comunitario La Siboney, donde se alimentan 25 abuelos.

Clara Sánchez, administradora de esa unidad, habla del ya enchapado de las paredes, del cambio de la carpintería, de la disposición de los ventiladores y del televisor, para hacerles más agradable la estancia a los beneficiarios.

Tanto Mabel como Clara llaman la atención sobre la indicación de que junto a cada unidad mejorada, se transforme su entorno,  los organismos con establecimientos en el área, están responsabilizados no solo con rehabilitar estos, sino con cambiar la fisonomía de las casas circundantes, y por esa vía no pocas moradas han sido pintadas, e incluso muchas han recibido resane en sus paredes exteriores.  Los habitantes lo valoran sobremanera.

ALCANCE DEL PROGRAMA

Como explicara la máxima dirección de la provincia en reciente programa Perspectiva, de la televisión territorial, la renovación en la zona norte de Bayamo alcanza diversos servicios y sectores. Se benefician además de Siboney, los Consejos Populares Camilo Cienfuegos y Rosa La Bayamesa, en conjunto con 32 circunscripciones y más de 92 mil pobladores.

La zona está requerida de una atención particular, por presentar problemáticas, por citar algunas, con la red vial, con carencia de aceras y contenes, así como irregularidades con el abasto de agua y el drenaje, por la inexistencia o deterioro de conductoras.

Se trata de un programa de mejoras a corto, mediano y largo plazos, en correspondencia con la disponibilidad de recursos, y sin dejar de tener en cuenta las limitaciones que ronda el ámbito económico nacional. Sin embargo, lo más importante, son las soluciones con recursos cuando es posible, y otras alternativas, mientras encuentran respuestas definitivas.

Entre las mejoras más significativas están las relacionadas con el abasto de agua. Se trabaja al respecto con un crédito de 30 ,5 millones de pesos (USD) a ejecutarse en cinco o seis años, inversión mediante la cual ya han ejecutado nueve pozos, 16 kilómetros de conductoras, y más de 40 kilómetros de redes.

Este programa particular contempla el mejoramiento de las condiciones de la Potabilizadora de Santa Isabel y el tanque apoyado de cinco mil metros cúbicos, que deberá están concluido el próximo año, la búsqueda de nuevas fuentes de abasto, casetas de bombeos, y la instalación de seis bombas que requerirá el sistema.

La ampliación de las comunicaciones, a la cual hizo referencia Queta, presupuso la asignación de más de cuatro mil teléfonos para los repartos Siboney, Galindo y Barrio Azul. Anteriormente otros repartos de la zona, como Camilo Cienfuegos fueron beneficiados con inversiones de este tipo.

La zona norte bayamesa, tiene entre otras sentidas preocupaciones la existencia aún de 22 mil viviendas evaluadas entre mal y regular, el deterioro de varias de sus arterias, y problemas con el alcantarillado, que esperan poco a poco ir encontrando solución con este programa, para el cual se ha anunciado sistematicidad y control.

Comprometidos con el mejoramiento de la calidad de sus servicios están, asimismo, la industria alimentaria, la eléctrica, salud, educación, acopio, TRD, Inder, Cultura, los bancos, y otros organismos con infraestructura en esa área, de particular importancia por ser donde se asientan industrias con un aporte vital al desarrollo económico y social en la provincia de Granma, y más allá de sus fronteras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *