Zona roja, lección de vida

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 4 octubre, 2021 |
0
Foto Rafael Martínez Arias.

El Doctor Ivannys Guerrero Yero, especialista de Primer Grado en Estomatología General Integral hizo su juramento hipocrático en 2008, al graduarse, pero pasados unos 5 años, de manera simbólica prometió, ante la memoria de Ernesto Che Guevara, en Valle Grande, Bolivia, ser un fiel y digno seguidor de su ejemplo.

Quizás por ello, y por sus convicciones de hombre revolucionario y Fidelista, en 2021 ha cumplido encomiendas y responsabilidades no imaginadas por él, pero que evidencian la vasta preparación de los profesionales cubanos de la salud.

Desde que se graduó asumió tareas como funcionario del entonces Departamento provincial de Estomatología, de Granma, donde en dos ocasiones estuvo al frente.

Representó a Granma en misiones internacionalistas, primero en Bolivia y luego en Venezuela, y a su regreso, nuevamente el deber le hizo responder, ahora dentro de la propia provincia, en el enfrentamiento directo a la Covid-19.

MI MAYOR RETO

“Puedo asegurarle –enfatiza Ivannys – que este ha sido mi mayor reto y aprendí mucho, porque por mi perfil hay cosas desconocidas, como entrar a una zona roja, apreciar directamente el pase diario de visita, escuchar inquietudes de los pacientes con el tema de la aplicación de medicamentos y sus horarios y posibles reacciones, atender a ancianos y niños, tuve que estudiar y aprender parte de Medicina para saber detalles.

“En marzo me pusieron al frente del Centro de aislamiento de Capacitación del Ministerio del Interior, por la engorrosa situación con la Covid y los reclusos, en alta cifra de contagiados. Fue un arduo trabajo, pero vencimos y quedó cerrado el evento.

“Prácticamente enseguida me llamaron a armar un hospital de campaña en la Escuela Camilo Cienfuegos de Bayamo, porque el número de casos confirmados precisaba de muchos más centros de hospitalización.

“Allí permanecí por espacio de cinco meses, y le aseguro fue una experiencia inolvidable. Hubo muchas cosas que dejaron huellas en mí, pero me marcó realmente asumir la atención a una señora con prótesis bilateral de cadera, que prácticamente no podía moverse y fuimos su apoyo, a la semana la devolvimos a su familia, recuperada.

“Aprendí de ecuanimidad, de mantener la calma y trasmitir cordialidad y seguridad, sobre todo a madres con niños pequeños. Fueron meses duros, de temores, porque se trata de una terrible enfermedad altamente contagiosa, lejos de nuestra familia, no teníamos horario ni día de trabajo, pero la recompensa la recibíamos en cada paciente de alta”.

MEJOR HOMENAJE

Ya nuevamente como funcionario de la Sección de Estomatología de la Dirección provincial de Salud, el Doctor Guerrero Yero asegura estar dispuesto a cumplir cualquier tarea que le encomienden.

“Este es el mejor homenaje al Día de la Estomatología Latinoamericana, el 3 de octubre, estar los estomatólogos granmenses en centros de aislamiento, en los vacunatorios, en zona roja, como personal de servicio incluso, en la pesquisa activa, dando el paso al frente por la Revolución, y lo seguiremos haciendo mientras sea necesario.

“Recibir este sello Mérito al Humanismo, Sensibilidad y Solidaridad en estos tiempos de Covid –afirma consternado-es un gran orgullo, sobre todo porque es un reconocimiento que tiene que ver con muchas personas, y un acicate para todo cuanto falta por hacer”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *