Para que crezca el verdor de los bosques

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 21 diciembre, 2016 |
1
FOTO Luis Carlos Palacios
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Las fincas forestales integrales constituyen una experiencia nacida en la suroriental provincia de Granma para favorecer el aumento de bosques y el manejo de las áreas reforestadas, en la cual el municipio de Guisa es un excelente ejemplo.

Eroides Espinosa Martínez está al frente de una de estas unidades que recibe el nombre de El Aguacate. Hace más de una década el finquero apostó por esta actividad, como vía de sustento económico de su familia, atendiendo 42,5 hectáreas enclavadas en el sitio conocido por Loma de Piedra.

Comenzó en el 2003 a fomentar el cultivo, entre la manigua y romerillo, con plantaciones de Soplillo en suelos pardos y pedregosos, a los que les incorporó otras especies maderables como el Cedro y la Caoba.

Espinosa Martínez dijo sentir satisfacción por la reanimación experimentada en la vegetación a partir de conservar el terreno de la erosión, protegerlo de los incendios forestales y con las nuevas siembras,  enriqueció el bosque y la fauna.

“La tierra lo da todo para vivir y lo que hay es que trabajar mucho”, señaló Eroides, quien destacó las facilidades que le ofrece la empresa forestal integral Granma para poder tener mayores ingresos monetarios, y la comercialización de las producciones del autoabastecimiento agropecuario.

La efectividad de este programa es tal que hoy garantiza una supervivencia del árbol tras su siembra de más del 85 por ciento, según directivos de la Unidad empresarial silvícola del municipio.

El territorio cuentan con 23 fincas de este tipo que abarcan más de 700 hectáreas, el 17 por ciento de la superficie total, y tienen por objetivo acercar a los trabajadores al área para proteger el medioambiente y brindarle la posibilidad de mejorar la calidad de vida de estos y sus familiares, al disponer de viviendas confortables y un empleo seguro.

Las fincas, los bosques, medios de producción e inmuebles son propiedades estatales y el obrero recibe un salario y parte de las utilidades generadas por la crianza de animales y los cultivos varios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ES MUY CIERTO EL IMPACTO DE ESTAS FORMAS PRODUCTIVAS Y DE CONSERVACIÓN, GRANMA Y EN ESPECIAL GUISA SE DESTACAN POR MANTENERLAS Y PERFECCIONARLAS. ES UN EMPEÑO DE LOS INVESTIGADORES, ESPECIALISTAS Y TÉCNICOS DE LA ESTACIÓN EXPERIMENTAL AGROFORESTAL GUISA BRINDAR TODA LA ASESORÍA A ESTAS FINCAS Y SUS FINQUEROS, ES UNA LASTIMA QUE EN EL ARTÍCULO SE HAYA OMITIDO ESTO, ES ÉSTA FINCA UNA DE LAS QUE MAYOR SOPORTE TÉCNICO SE LE HA DADO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, ALGO QUE SIN DUDA HA SIDO DECISIVO PARA LOS RESULTADOS QUE HOY MUESTRA.