Cuando el hombre se apega al valor del trabajo

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 26 abril, 2018 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios

Norge Blas Mendoza Urquiza, no encuentra mejores razones para justificar el haber recibido la medalla Jesús Menéndez, que no sean el haberse entregado a plenitud, desde hace alrededor de dos décadas, a la labor sindical, y el apegarse sin miramientos al trabajo, ese que enaltece y fragua con su valor.

Especialista A en el sistema bancario, vinculado exactamente al Banco de Crédito y Comercio, secretario general del buró de la organización en la dirección provincial de esa institución, miembro del buró del Sindicato de Trabajadores de la Administración Pública en Granma, y miembro del Comité Nacional de este último, a Norge Blas le saltan al rostro la satisfacción y el compromiso que le otorgan tales responsabilidades.

Norge cree en el trabajo sindical, valora sus dimensiones, y todo lo que con este se logra, aunque eso sí: “tiene que nacerle a uno, enamorarse de la tarea, porque más que representar a los trabajadores, a nuestros compañeros, es educarlos, convocarlos hacia el cumplimiento cabal de la actividad que realizamos, en nuestro caso la prestación de servicios bancarios.

“En principio, lo más importante es la afiliación, porque de esta parte dicho trabajo, cuya eficacia está en la convocatoria, y en que los colectivos vean a la organización como el espacio real donde trasciende sistemáticamente el examen de todos los temas que le competen.

“La labor del sindicato debe tener expresión, además, en la calidad de cuanto hacemos, en lograr que el pueblo se beneficie cada vez más de las bondades de nuestros variados y nuevos servicios, como la banca electrónica, introducida este año”.

Ese pensamiento, base de acción, es el aval para que este trabajador bancario granmense, y dirigente sindical, haya merecido recientemente la medalla Jesús Menéndez, un reconocimiento que otorga el Consejo de Estado a propuesta de la Central de Trabajadores de Cuba, y que él con humildad y adeudo recibiera a propósito de las actividades del territorio por el Primero de Mayo.

Mendoza Urquiza precisamente aprovechó el intercambio con La Demajagua, para hablar de la cercana celebración obrera, a la cual le atribuye connotación especial.

“Será escenario para el respaldo a la nueva dirección del país, a las palabras de Raúl, y para reafirmar al mundo que en Cuba no hay ni habrá rupturas generacionales, sino ineludible continuidad del legado de nuestros héroes y mártires”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *