Cuba y EE.UU. cierran primer eslabón de una extensa cadena

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 13 agosto, 2015 |
0

La Habana-.  El izamiento mañana de la bandera de Estados Unidos en su embajada en Cuba marca la formalización definitiva del restablecimiento de las relaciones bilaterales, el primer eslabón de una cadena de negociaciones iniciadas hace justo 240 días.

Fue el 17 de diciembre del pasado año cuando los presidentes cubano, Raúl Castro, y estadounidense, Barack Obama, anunciaron al mundo la decisión mutua de avanzar hacia la reanudación de los vínculos entre ambos países, rotos por decisión del país norteño hace casi 55 años.

Aquel acontecimiento estuvo marcado 115 fechas más tarde por el primer encuentro oficial entre los dos mandatarios, que tuvo lugar en uno de los salones del centro de convenciones Atlapa, en ciudad de Panamá.

La histórica reunión frente a un reducido número de periodistas, pero que acaparó la atención de la prensa mundial, se realizó en el contexto de la VII Cumbre de las Américas, la primera que contó con la presencia de Cuba tras crecientes presiones de América Latina y el Caribe para conseguirlo.

Todo se puede discutir si se hace con respeto a las ideas de la otra parte, incluyendo las cuestiones en que se discrepa, dijo entonces Raúl Castro al precisar que existen muchas diferencias en la complicada historia entre los dos países, “pero estamos dispuestos a avanzar”.

Una marcha que comenzó con una serie de conversaciones para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, la apertura de embajadas y el desarrollo de las visitas entre ambos pueblos “y todo lo que pueden realizar dos naciones vecinas”, acotó.

Por su parte, Obama destacó que con ese encuentro en Panamá “estamos empezando el camino hacia el futuro y para dejar atrás las circunstancias del pasado”.

Después de 50 años en que no habíamos cambiado la política, había que intentar algo nuevo, reconoció y resaltó la importancia de mantener los contactos con el gobierno y pueblo cubanos.

A medida que mejoren los intercambios habrá más contactos directos y se reflejarán los cambios operados en ese proceso. Podemos estar de acuerdo con respeto y con el tiempo estableceremos buenas relaciones, auguró al subrayar “el espíritu de apertura demostrado hacia nosotros” por parte del presidente cubano.

Justo 100 días después de aquella reunión, Cuba izó la misma bandera que ondeaba en su embajada de Washington cuando el gobierno estadounidense rompió sus vínculos con la mayor de las Antillas.

Y 25 jornadas después, ocurrirá lo mismo mañana en lo que también fuera la sede diplomática norteamericana en La Habana hace poco más de 54 años.

Formalizadas las relaciones empieza ahora un largo período hacia la normalización de esos lazos que solo concluirá cuando Estados Unidos levante el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la isla desde 1962 y se cumplan otras demandas del gobierno cubano.

Entre estas últimas están el cese de las transmisiones radiales y de televisión subversivas financiadas por la administración estadounidense hacia Cuba y la devolución del territorio donde está enclavada la base naval de Guántanamo, ocupado ilegalmente por tropas norteamericanas, entre otros reclamos.

Por lo pronto, se espera que la reapertura de las embajadas permitirá el desarrollo de negociaciones e intercambios en variados sectores que van desde la cooperación en el enfrentamiento al narcotráfico y el terrorismo y la ciberseguridad hasta la protección del medio ambiente, el cambio climático y la salud y otros muchos campos de interés bilateral y regional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .