Despaigne: Disculpas y gracias

Alfredo Despaigne Rodríguez explicó a la prensa por qué no pudo acudir a la gala de premiaciones de los mejores atletas del año, celebrada el 13 de diciembre en la capital cubana
Share Button
Por Juventud Rebelde | 19 diciembre, 2018 |
1
FOTO: Armando Yero La O

BAYAMO, Granma._ Vendado en la pierna izquierda, Alfredo Despaigne Rodríguez nos recibió en la sala de su casa con el humor por las nubes. Fue él mismo quien solicitó a los periodistas para explicar por qué no pudo acudir a la gala de premiaciones de los mejores atletas del año, celebrada el 13 de diciembre en la capital cubana. «Un día antes me hice un esguince de segundo grado en el tobillo; por eso no pude ir», aclaró el formidable jugador, nacido el 17 de junio de 1986.

El Despa, como también le conocen familiares y amigos, contó que la lesión sobrevino cuando resbaló intentando montar un caballo en una finca. «Quiero pedir disculpas a las máximas autoridades del país y del Inder, a todo el pueblo que estaba esperando que yo estuviera en la gala», expresó el participante en tres clásicos mundiales de béisbol. «Espero que me comprendan, ya participaré en otras oportunidades», sentenció, para luego agregar que está muy agradecido a todos los que lo seleccionaron como uno de atletas más populares de la nación. Sin embargo, lo más llamativo fue que dejó entrever la posibilidad de jugar con Villa Clara si ese equipo llegara a la gran final y si él estuviera al 100 por ciento de su potencial físico.

«A partir del 3 de enero deseo comenzar los entrenamientos y si estoy en condiciones óptimas estaré apoyando a Villa Clara, aunque sé que muy será muy complejo porque llevo dos meses con dolores en las rodillas y ahora se suma esto del esguince en el tobillo», comentó el mejor atleta de deportes colectivos en Cuba en 2018. «Ahora estoy con reposo, el médico del equipo de Granma me recomendó no correr, bajar de peso y he bajado ya diez kilogramos», agregó. En cuanto a la próxima Serie del Caribe, con sede en Barquisimeto, Venezuela, en febrero de 2019, «la única competencia que estoy autorizado a jugar por mi equipo de Japón», aseveró que primero tendrá que recuperarse y ver qué pasa en los entrenamientos.

Finalmente consideró que tuvo una temporada «muy buena, casi igual que el año pasado» en la tierra del Sol Naciente, donde disparó 29 cuadrangulares. «En el mejor momento tuve una lesión en la rodilla derecha, luego otra en la rodilla izquierda que me impidió jugar los partidos finales, pero considero que lo más importante es que logramos ser campeones con Halcones de Softbank cuando pocos nos daban como favoritos», agregó el hijo de Contramaestre radicado en Bayamo.

«Me queda un año de contrato y sé que este campaña será más exigente. Voy a seguir esforzándome por mejorar mis resultados de los campeonatos anteriores. Es un béisbol exigente, que me gusta mucho y al que me he adaptado, con un público muy respetuoso al que agradezco mucho», subrayó el mayor jonronero de Granma en toda la historia (257). Por último, Despaigne deseó felicidad, prosperidad y armonía para todos los cubanos, a los que, según sus palabras, sabrá representar en dentro y fuera de este país que ama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *