Granlac toca a la puerta del mercado en MLC

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 28 julio, 2021 |
1
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

El yogurt natural, en cubetas de 10 litros, y el queso, constituyen los renglones esenciales con que la Empresa de productos lácteos (Granlac) de Granma se inserta en el mercado en Moneda Libremente Convertible (MLC).

Según Luis Rafael Virelles Barreda, su director, el déficit en lo que va de año de dos millones 400 mil litros de leche a la industria, aparejado a la adquisición de materias primas a causa del bloqueo económico impuesto por el gobierno de Estados Unidos, les impide elaborar otros renglones muy demandados por la población, como la leche condensada y el helado, y explotar a máxima capacidad sus líneas.

“Estamos negociando un préstamo con el Banco, y con importadoras de leche en polvo y otras materias primas, como la Aseguradora láctea y Alimport para hacer productos solo para expender en esta moneda.

“Esa leche que compremos en divisa debemos multiplicar su ingreso para pagar el crédito y para que nos quede algo para seguir desarrollándonos, porque hasta la hoja de papel tiene un componente en divisas.

“Va a llegar un momento que, excepto las materias primas de la canasta básica, todo lo demás tendrá un componente en divisas, así que tenemos que consolidarnos en este mercado, por eso estamos concertando con dos entidades que sustentan ventas en las plataformas online, para vender.

“Este año hemos ingresado  más de 150 mil dólares; el mes de junio fue muy bueno, vendimos 94 mil dólares.

“Una de las partidas más grandes de estos ingresos los dispusimos para comprar neumáticos y baterías para los camiones. Llegamos a tener, a inicios de año, el 60 por ciento de nuestros carros paralizados por falta de neumáticos, teníamos que alquilar medios de transporte a entidades estatales y porteadores privados para enfrentar el abastecimiento y la distribución.

“Se adquirieron baterías para los camiones y, a partir de ahí, hemos comprado lubricantes, aceites para los compresores de amoniaco y algunas piezas para los carros”, explicó Virelles Barreda.

Hoy, casi todos los proveedores exigen un componente en moneda libremente convertible, eso obliga a la industria láctea y al resto de sus homólogas del Minal a buscar esas fuentes de ingresos para oxigenar la propia industria.

Con esta a fuente de ingresos en MLC, la industria láctea espera también pagar en algunos productores los sobre cumplimientos de leche de óptima calidad, en aras de estimular la contratación con la industria y de esa forma potenciar las capacidades productivas de la empresa.

“La perspectiva es ubicar en estos estos comercios de Cimex y Tiendas Caribe,  neveras litografiadas con producciones de Granlac entre las que figura el helado especial”, anticipó el directivo.

Hoy, la realidad es que la industria láctea tiene más mercado que ofertas, pues a la espera de sus excelentes producciones están el Polo productivo de Moa, la zona de Desarrollo Mariel encargada de fomentar la inversión extranjera, las Tiendas Cimex y Caribe del país, Palmares, las instalaciones del Turismo, que de disponer suficiente materia prima, podrían satisfacer, al menos, buena parte de estos mercados y el de moneda nacional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Y porque no estimulamos la producción nacional,debemos trazar estrategias de producción nacional que generen sustitución de importaciones,debemos recordar que alguna vez tuvimos vacas y que generaban leche y demás sin tantas complicaciones,protejan y hagan la producción nacional genere ingresos sin tener que deberse al dichoso dólar,porque el cuentecido del bloqueo es la justificación de los incapaces