La historia en la genética

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 20 abril, 2019 |
0
Yamila Vilorio Foubelo y Desiderio Borroto/ FOTO Diana Iglesias Aguilar

El título no los llevará a una profunda disertación de cómo a través de las  cuatro bases  nitrogenadas y sus combinaciones se forman las hélices del ácido desoxirribonucleico (ADN) ni de cómo a través de la molécula fundacional de todo ser vivo se almacenan las informaciones que dan pigmento, forma y volumen a los cuerpos.

Pero si relaciona cómo a través de la imitación, la práctica y ¿por qué no? cierto código oculto en las moléculas de ADN  los hijos pueden seguir los pasos de los padres y lograr resultados en común loables que llenan de orgullo a unos y otros, como sucedió en el recién concluido 23 Congreso Nacional de Historia, donde dos parejas de padres e hijos presentaron investigaciones en conjunto.

La Máster en Ciencias Yamila Vilorio Foubelo, investigadora del Centro de Estudios Antonio Maceo de Santiago de Cuba y su hija, le periodista María de Jesús Chávez Vilorio, presentaron una interesante ponencia al comité de selección del evento: De mambises y poetas: El choteo en las guerras independentistas cubanas.

Mientras que padre e hijo, naturales de Guáimaro en Camagüey, el Máster en Ciencias Desiderio Borroto Fernández y el Licenciado Desiderio Borroto Valdés, abordaron la figura de Calixto García en el territorio de Guáimaro.

En ambos casos solo uno de los investigadores pudo viajar hasta Bayamo para presentar los trabajos agrupados en los paneles IX y VIII respectivamente ocupados de las disertaciones acerca de la Guerra de Independencia en Cuba. A los Máster Yamila y Borroto Fernández les correspondió el honroso momento de explicar los resultados de interesantes temáticas, además de con profundo sentimiento, abordar las intríngulis de la relación familiar y el vínculo en  la investigación histórica para la prensa, algo que hicieron ambos con mucho gusto.

Escudriñando en los diarios de los oficiales, la investigadora del Centro de Estudios Antonio Maceo encontró que algunos soldados  hablaban de las vicisitudes y necesidades de la guerra, pero también en sus momentos de ocio se burlaban de sus superiores, del enemigo, de algunas acciones bélicas, de la comida  y de situaciones cotidianas.

Así surgió De mambises y poetas: El choteo en las guerras independentistas cubanas, investigación a cuatro manos en las que la joven periodista del semanario Sierra Maestra de Santiago de Cuba aporta el estudio de la prensa de la época, conjugando lo encontrado por su progenitora en documentos oficiales, entre epístolas, edictos y resoluciones de la guerra.

Propio del carácter y la idiosincrasia del cubano de hoy, las investigadoras Chávez Vilorio y Vilorio Fubelo aseveran que el choteo cubano también es un condimentado ajiaco con elementos  ibéricos, chinos y africanos. Resultados que devuelven a los lectores de manera amena, con la visión de una joven escritora recién graduada de la Universidad de Oriente y responsable de la sección de literatura de la Asociación Hermanos Saíz en Santiago de Cuba.

Una profunda investigación sobre Calixto García Íñiguez en la tierra del Mayor General Ignacio Agramonte, presentan Desiderio Borrotom padre e hijo. Borroto Valdés una reconocida personalidad de la cultura y la investigación en Camagüey, es el Historiador de Guáimaro, aunque se encuentra jubilado se mantiene activo. Mientras que su hijo es el actual director de la Casa de Cultura del municipio donde viven.

Ambos están unidos más que por la sangre, por la pasión hacia la historia, el descubrimiento de hechos y personajes sorprendentes, tienen cuatro títulos en autoría común, dos de ellos relacionados con el devenir histórico de Guáimaro desde la colonia, la república y las luchas revolucionarias de la década de 1950, con un apéndice de la cultura.

Juntos obtuvieron el Gran Premio en el Concurso 26 de julio por el testimonio Abrazados sobre la tierra, investigación por la que comenzaron a unir su trabajo, luego de que Desiderio Jr se licenciara de Historia en La Universidad de Oriente y conjugaran ambos las búsquedas en archivos y documentos, así como las fuentes orales.

Un centenar de artículos en antologías, revistas, publicaciones seriadas, tienen en común padre e hijo, y asegura el segundo mucho les queda por hacer juntos, pues se disfruta doblemente el estudio y las inagotables horas dedicadas a la revisión de documentos, entrevistas a fuentes testimoniales y escritura de los trabajos, cuando se hace con el padre, al que se admira no solo como progenitor, sino también como intelectual.

Borroto Fernández asegura entonces  que la pasión por la historia le viene de sus padres, ambos le inculcaron el amor por la lectura y en su casa hay una muy buena biblioteca. Aspira el investigador a que su hijo más pequeño, Ramsés, pueda encaminarse como él y su abuelo por este sendero apasionante de descubrir quiénes antecedieron a las actuales generaciones de cubanos.

En tanto el ejemplo de Chávez Vilorio, en Santiago de Cuba,  muestra de que la actual juventud cubana se interesa por sus antecedentes históricos y está dispuesta al redescubrimiento de sus héroes y mártires de una forma mucho más cercana a los rasgos de humanidad que los caracterizaron, que es también la manera de hacerlos propios y admirables, paradigmáticos y cercanos, tal como necesitamos que los disfrute y conozca la juventud.

Reconfortados por su quehacer y los resultados, Yamila y Desiderio no ocultan el orgullo que sienten al compartir junto a su familia el quehacer científico e investigativo, quizá sea la genética además responsable de vincularlos en esta hermosa labor de educar  a través de la Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *